EL BARÇA CELEBRA SU DECIMOQUINTA LIGA

Ahora, la Copa, y el año que viene, Europa

En la Generalitat, el Presidente Jordi Pujol felicitó a Van Gaal el éxito obtenido y lo hizo dirigiéndose a él en inglés para agradecerle que hubiera hablado en catalán. Núñez aseguró que el Barcelona es uno de los principales embajadores de Cataluña. En el balcón de la Generalitat, de nuevo ante los aficionados, se alcanzaron los momentos más emotivos. Desfilaron uno por uno casi todos los jugadores ante los micrófonos. Se desmele-nó Van Gaal, que entonó el "¡olé, olé, olé!", gritó We are the champions e incitó al público a corear el nombre del Barça. Pujol preguntó a la concurrencia si querían que saltaran los protagonistas, pidió a Van Gaal Bogarde y compañía que se sumaran a sus botes, hasta que él mismo dijo basta.Pero hubo más. Hasta Robson se dirigió a la afición, y también Nadal -"no sé si tenemos el mejor equipo del mundo, pero sin duda tenemos la mejor afición del mundo", Luis Enrique -"desde que he llegado aquí me he sentido más querido que en toda mi vida"-, De la Peña -"saludo a mi suegra y a mi novia, que me estarán viendo en estos momentos", Óscar -"como no tengo novia y no tengo suegra, os lo dedico a vosotros"- y Amunike, que quiso que el público gritara algo así como "campilones".

Más información

Nadie se cortó un pelo. Van Gaal dijo: "Espero volver aquí el día 30 con la Copa", Bogarde llegó pedirle a Pujol que tradujera su inglés y Ferrer se comprometió ante la afición: "Este año hemos ganado la Liga. Ha faltado una cosa y la traeremos el año que viene. Por vosotros y por la Copa de Europa".

El público respondió con gritos de "¡Juve, Juve!". Pujol le pidió el doblete a Núñez: "Hace 39 años que no lo ganamos", le recordó, y Figo concluyó incitando a la gente a corear: "¡Blancos, llorones, felicitad a los campeones!"

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0019, 19 de abril de 1998.

Lo más visto en...

Top 50