Los socialistas e IU abren un proceso de acuerdos programáticos en comunidades y ayuntamientos

Ramón Jáuregui y Alfonso Perales (PSOE) y Luis Carlos Rejón y Francisco Herrera (Izquierda Unida) quebraron ayer una larga: historia de desencuentros y viejas rencillas entre ambos particios. Las dos delegaciones se reunieron para hablar sobre política autonómica y municipal y encontraron puntos comunes que les permitirán "avanzar hacia acuerdos progra máticos". Entre las dos formaciones subsisten serias diferencias, pero han llegado a un consenso fundamental: nunca más la dejación de la izquierda debe dejar el gobierno de los municipios a la derecha.

¿Soplan aires nuevos? Parece que, al menos, se nota una suave brisa. No es poco si con ello se consigue apagar tanto sofoco del pasado. Si Julio. Anguita, coordinador general de Izquierda Unida (IU), quería buscar "acuerdos programáticos" con el PSOE, Jáuregui recogió ayer el guante y planteó la conversación con IU como "aproximaciones programáticas". Y ofreció una visión moderada pero optimista sobre este primer contacto. Unos y otros coincidieron, prácticamente al pie de la letra, en sus explicaciones ante los periodistas. Nadie habría dicho hace escasos meses que el PSOE e IU alcanzaran tal grado de consenso. No quiere decir que no existan diferencias entre el modelo político autonómico y municipal de una y otra formación. Las hay. Pero unos y otros destacaron, sobre todo, aquello que les unía. Con un matiz importante: ambas organizaciones lo planteaban como el inicio de un acuerdo de programa común con vistas a las próximas elecciones.

Palabra por palabra se pisaron ayer los socialistas y los representantes dé IU la valoración de este primer encuentro celebrado en la sede de la coalición. Y, si Jáuregui subrayaba que no podía repetirse "la inaceptable dejación que hizo la izquierda a la derecha en algunos Ayuntamientos", Francisco Herrera afirmaba que "nunca, nunca, sea culpa de quien sea, pueden repetirse las actuaciones de las últimas elecciones municipales".

¿En qué están de acuerdo? Pues, la verdad, es que en lo fundamental. Ninguna de las partes parece mantener fundamentalismo alguno sobre sus posturas. Les interesa la coincidencia. Y la discrepancia, sólo como elemento a seguir debatiendo. Pero ambas delegaciones coinciden en que hay una falta de consenso general en la política autonómica, con un Gobierno al que sólo le interesa negociar con sus socios nacionalistas. También coinciden en que el modelo de financiación no funciona bien y, muy importante, que IU debe estar en cualquier negociación sobre reforma estatutaria de las comunidades de vía lenta.

No son los únicos puntos de acuerdo. IU y el PSOE defenderán que cualquier transferencia debe ir acompañada de la cobertura económica necesaria y (en este caso con, matices) el modelo debe llevar consigo el espíritu federalista.

Las diferencias son serias, pero nadie las ha planteado- como irreconciliables. Así que, si IU mantiene una posición distinta en la reforma del Senado, eso no impedirá que se siga profundizando en el modelo que las dos formaciones buscan. Y, si IU mantiene una actitud absolutamente abierta en la reforma de la Constitución, el PSOE quiere que se profundice en los espacios que deja abiertos antes de tocarla. En los ayuntamientos las discrepancias se centran sobre todo en la propuesta socialista de elegir directamente al alcalde, que IU ve claramente contraria a sus intereses. Pero están completamente de acuerdo en que hay que elevar la financiación municipal para llegar a un 25% del gasto público (ahora en el 14%).

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 16 de abril de 1998.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50