Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La alerta por el temporal de lluvia y nieve se extiende a once comunidades

Los meteorólogos tenían razón. Pese a las quejas de muchos hosteleros y de dirigentes políticos de la cornisa norte, los pronósticos de mal tiempo para Semana Santa se están cumpliendo con muy pocas excepciones. El miércoles, Protección Civil había dado la voz de alerta en siete comunidades del tercio norte: Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Castilla y León, Navarra y La Rioja. Acertó. La nieve ha sorprendido a los españoles en plenas vacaciones, incluso en zonas de baja altitud, 400 metros. Ahora, la alerta de lluvias y de fuertes vientos se extiende a otras cuatro comunidades: Aragón, Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía. Las bajas temperaturas, que obligan a los automovilistas a usar cadenas en varios puertos de montaña, principalmente en León, Lugo, Ourense y Granada, han puesto en marcha de nuevo los servicios de emergencia. Poca playa y procesiones mojadas. El Instituto Nacional de Meteorología concentra sus previsiones de fuertes vientos en Castellón, Valencia, Alicante, Murcia, Almería, Málaga, Granada y Melilla. Las provincias de Zaragoza y Huesca registrarán nevadas a partir de los 600 metros. El fuerte temporal desatado en Finisterre, con olas de hasta 12 metros, hizo naufragar el jueves a los seis tripulantes de un yate alemán. Uno de ellos murió al romperse el arnés que lo suspendía desde un helicóptero en plenas tareas de rescate. En la carretera, desde la Operación Salida de Semana Santa, el pasado día 3, hasta las ocho de la tarde del jueves, habían fallecido 66 personas en un total de 56 accidentes de tráfico. Otras 69 resultaron heridas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de abril de 1998

Más información

  • Puertos con cadenas, temperaturas muy bajas y fuertes vientos