CICLISMO: VUELTA AL PAÍS VASCO

La etapa reina fue un entremés de Hamburger

El respeto a una etapa con diez cotas de montaña agarrotó al pelotón. Y es que el espectáculo de la carrera, justamente, no reside tanto en perseguir el brillo de las figuras como en averiguar el esfuerzo que destilan los anónimos gregarios, cuando a ellos corresponde socorrer el hastío de una marcha cansina y aumentar la velocidad para cubrir el expediente. Los ciclistas actuaron con espíritu monárquico para boicotear la etapa reina de la Vuelta al País Vasco y, como resultado, casi siete horas de andanzas sinuosas en 239 kilómetros de amigable expedición.Ésta es una carrera que guarda las sorpresas y los desengaños para los momentos más inesperados. Estaba previsto que las taquicardias afloraran entre los favoritos, pero el pelotón fue cubriendo la distancia sin inmutarse, con el pulso plano. Una decepción. La etapa se preparó para festejar una batalla sin cuartel y, en cambio, los marcajes presidieron una jornada controlada con exquisitez por el ONCE para llevar a resguardo hasta la meta a Laurent Jalabert. El resto de las incidencias quedaron reservadas para el anecdotario. La carrera se agitó sólo en el último tramo, porque de lo contrario, pensaron algunos, no se justificaba el salario mensual.

El resultado de la etapa confirmó el excelente estado de forma del equipo Casino, que ayer sumó en la meta de Balmaseda la 18ª victoria de la temporada. Se la adjudicó Bo Hamburger, un especialista cuando la llegada pica en ligera subida durante el último kilómetro.

El tropel llegó desgajado, y el peor parado fue Davide Rebellin (Polti), segundo en la clasificación, que a dos kilómetros del final cayó de bruces encima de Heulot, José Luis Arrieta y Roberto Heras. Rebellin cedió en meta unos segundos que pagará muy caros. En la apertura de la ronda ciclista se libró por centímetros de la caída en Erlaiz. Ayer, sin merecerlo, le llegó su turno. El resto de los aspirantes a la general, Jalabert, Zülle y Casagrande, entraron en el mismo tiempo.

Por cierto, las grandes figuras volvieron a arrastrarse. Ullrich perdió 22 minutos; Olano, Chiapucci y Pantani, casi 17. Hoy se correrá la tercera etapa, Balmaseda-Viana, con 212 kilómetros y cinco puertos de montaña.

Clasificaciones

Etapa: 1. Hamburger (Casino), 6.57.00 horas. 2. Zbert (Rapobank), mismo tiempo. 3. Casagrande (Cofidis), a dos segundos, 4. Frigo (Saeco), mismo tiempo. 5. Jalabert (Once), m. t. 6. Clavero (Vitalicio), m. t.

General: 1. Jalabert, 9.58.51 horas. 2. Casagrande, mismo tiempo. 3. Belli (Festina), m. t. 4. Zbert, a 16 segundos. 5. Clavero, mismo tiempo. 6. Elli (Casino), a 18.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0007, 07 de abril de 1998.

Lo más visto en...

Top 50