El presidente de Brasil despide a Pele con halagos por su trabajo con los desprotegidos

El presidente de Brasil, Fernando Henrique Cardoso, agradeció la labor del famoso ex futbolista Edson Arantes do Nascimento, Pelé, como ministro extraordinario de los Deportes, y aseguró que el considerado rey del fútbol cerró "una temporada de victorias" después de ocupar el cargo durante más de tres años. Pelé renunció hace dos semanas al Ministerio de los Deportes, que ocupaba desde 1995, para poder llevar a cabo los compromisos publicitarios que le han ofrecido de forma insistente y aceptar un contrato como comentarista de las transmisiones de televisión de la fase final del Campeonato del Mundo de Francia. El presidente Cardoso le pidió a Pelé que "cuando esté en Francia continúe trabajando para que el Brasil de nuestros niños y el Brasil de nuestra selección realicen un bello trabajo en la Copa del Mundo". Y añadió: "El atleta del siglo, nuestro Pelé, cerró la semana pasada otra temporada de victorias. Durante tres años y tres meses él le enseñó a practicar el deporte a niños de la calle, a enfermos e impedidos". El mandatario agregó que "el resultado de este trabajo puede verse en los parques, en las calles, en las playas, en los campos deportivos y hasta en las pistas internacionales".El jefe del Estado brasileño subrayó que, "gracias a la nueva ley del deporte, conocida como ley Pelé, vamos a aumentar el empleo y a profesionafizar el trabajo de quien vive del deporte". Pelé tuvo que luchar especialmente contra los clubes más poderosos, que no querían perder sus poderes de decisión casi sin límites.

Cardoso dijo que tras la gestión de Pelé "hay también brasileños que un día cometieron crímenes y que hoy se rehabilitan en las cárceles. En trece estados tenemos hoy mujeres confeccionando uniformes deportivos y hombres fabricando balones. Ya son mil balones al mes", afirmó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0007, 07 de abril de 1998.

Lo más visto en...

Top 50