_
_
_
_
Entrevista:

"El centro de Madrid es curioso, triste, desangelado"

En un cuartel, en la sierra madrileña, y por las calles de la ciudad transcurre la peripecia de la novela con la que Nicolás Casariego (Madrid, 1967) debuta: Dime cinco cosas que quieres que te haga (Espasa), presentada ayer. Un personaje sufridor, Gonzalo; una chica con un mechón, Sandra; un narrador alocado y despistado, Lucas, y un tipo bajito y cabreado, El Peque, se encuentran en el servicio militar (ella, no) y viven, como en todas las novelas, una historia.De estirpe de escritores (Pedro, Martín, Antón), Nicolás sabe de, qué va todo esto, y, aunque aspira a vivir de la literatura, tiene muy, pero que muy claro que las prisas en este caso, tampoco son buenas ("Martín me ha enseñado la importancia de la disciplina y de la paciencia", dice). Mientras llega el momento de la consolidación profesional, regenta un bar en el centro, La Guillotina, y prepara un libro de relatos (que editará Lengua de Trapo).

Pregunta. ¿No es un poco arriesgado ambientar una novela en la mili?

Respuesta. El servicio militar te da la posibilidad de poner juntos a unos personaje que de otra manera no se hubieran encontrado; además les puedes dar armas. Es una situación en la que nadie está a gusto: todos encerrados en un mundo distinto al suyo, que tiene sus propias reglas y que, afortunadamente, está en vías de extinción. Además, es un asunto que ha sufrido todo el mundo y del que ni siquiera se puede hablar.

P. ¿Le ayuda al escritor ambientar la historia en un paisaje concreto?

R. Madrid es donde he vivido siempre y, como todas las ciudades grandes, se puede ver de muchas formas. Me gustan las novelas que se sitúan en un lugar.

P. Además del cuartel, casi todo ocurre en el centro.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

R. El centro de Madrid es curioso, triste, desangelado; y tiene características de pueblo.

P. El Peque, el personaje más divertido y auténtico de la novela, es de una zona apartada de Móstoles...

R. Es que esas casas en medio de nada me producen mucho desasosiego.

P. ¿Se le puede sacar partido literario a un bar?

R. Tienes contacto con gente que de otra manera quizá no conocerías; a veces, algún pesado te cuenta un rollo que no te interesa. Además, el barrio genera muchas noticias.

P. De las primeras novelas siempre se dice que son un poco autobiográficas.

R. Yo con este tío no tengo nada que ver .

P. ¿Podría hacer una novela sobre el Madrid pijo ?,

R. Cualquier ambiente bien contado, con una historia interesante, sirve. Únicamente has de tener ganas.

P. ¿Le costó mucho, publicar?

R. Esto tiene una parte importante de suerte: tienes que interesar a una persona, encajar en una colección. Pero si eres escritor y no te publican, tienes que seguir escribiendo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_