Jordan y los Bulls han vuelto

Chicago ganó a Nueva York y domina ya en el Este

La NBA ha entrado en el último tercio de la competición regular con los actuales campeones, los Chicago Bulls, en una posición inmejorable para renovar su corona. En la pizarra del vestuario de los Bulls en el United Center, la cancha casi inexpugnable de los campeones, hay escrita esta frase: "lt is time for Number 6" (Es la hora del sexto título).Durante el mes de febrero Jordan, Pippen y el resto de los Bulls han ido subiendo peldaños en la escalera que conduce al título y están a muy poca distancia de los Seattle Supersonics, el equipo que ostenta el mejor registro de victorias. Este trayecto tuvo su colofón ayer en el Madison Square Garden, donde Chicago derrotó a los Bulls por 89-102. Jordan, que se calzó un par de zapatillas Air Jordan del año 84 (el de su debut), anotó 42 tantos y recibió una gran ovación del público, en el que probablemente era su último partido en Nueva York.

Más información

"No hay mucho más que se pueda decir sobre Chicago", ha declarado el entrenador de Seattle, George Karl, "Tienen al mejor jugador de todos los tiempos, Scottie está en esa misma línea, Rodman es el mejor alero reboteador en la historia de este deporte y juegan mejor defensa que cualquier otro equipo en la NBA. Supongo que eso explica por qué han ganado cinco títulos en esta década".

Los Bulls comenzaron la temporada con un registro de 12 victorias y 9 derrotas y presentaban signos de desintegración interna. Pippen solicitaba ser traspasado en cuanto encontraba a un periodista en su camino y se recuperaba, muy lentamente, de su lesión en el pie. Rodman empezó la temporada fuera de forma y absolutamente falto de motivación y el entrenador Phil Jackson se encontraba en un estado de total frialdad a sabiendas de que sus directivos no contarán con él para la próxima temporada.

Después de ese horrible comienzo, los Bulls han conseguido un registro de 33 victorias y 7 derrotas, de largo el mejor récord de toda la NBA (un 82%). Aunque Seattle (46-15) será difícil de cazar, los Bulls aspiran a obtener el mejor porcentaje de victorias en la temporada regular para asegurar ventaja de campo en las series de play off.

Los Bulls de 1998 no son sólo Jordan y Pippen. Rodman sigue siendo una ayuda muy valiosa: a pesar de todo, parece más responsable de sus actos que nunca y lidera la NBA en rebotes (con casi 15 rechaces por encuentro) buscando un récord histórico de siete títulos consecutivos de mejor reboteador. Junto a Ron Harper y junto al quizá mejor Toni Kukoc de la historia reciente de los Bulls, el equipo de Phil Jackson cuenta con cinco piezas intercambiables de manejo de balón, pase, rebote y tiro exterior.

"Éste es nuestro momento" ha dicho Jordan. "Estarnos empezando a mostrar el dominio que tuvimos en los años pasados y esto nos puede ser muy útil con vistas a los play off".

Las señales son claras: lo Bulls están en el camino de conquistar su sexto título en ocho temporadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 09 de marzo de 1998.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50