Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlos Navarro y Luis Oliveró salen de la cárcel tras obtener el régimen abierto

El ex diputado Carlos Navarro y el gestor de Filesa, Luis Oliveró, condenados por falsedad, asociación ilícita y delito fiscal, salieron el pasado jueves de la prisión de Can Brians después de que la Dirección General de Servicios Penitenciarios de la Generalitat los clasificara en régimen abierto. En consecuencia, los condenados disfrutarán de un régimen de semilibertad y podrán salir a diario del penal para regresar por la noche. El régimen abierto también comporta los fines de semana fuera de prisión.

La condena de Navarro fue la más alta de los encausados en el juicio de Filesa, un grupo de empresas creadas para articular la financiación irregular del PSOE. En concreto, el ex diputado fue condenado a tres años de cárcel por cada uno de los dos delitos de falsedad en documento mercantil apreciado por el tribunal, también fue sancionado con otros tres años de cárcel por un delito de asociación ilícita y a dos años más por delito fiscal. Luis Oliveró fue condenado a un total de diez años.Navarro cumplía la condena en el módulo de destinos de Can Brians, prisión en la que entró el pasado 30 de noviembre, y estaba a la espera de ser clasificado penitenciariamente. Fuentes conocedoras de la tramitación precisaron que la junta de régimen de la cárcel propuso a la Dirección General de Servicios Penitenciarios de la Generalitat que Navarro fuera clasificado en tercer grado y régimen abierto.

Los responsables de prisiones aceptaron la propuesta y el ex diputado fue trasladado de Can Brians a la cárcel Modelo de Barcelona, penal que dispone de un módulo para internos en régimen abierto. En cumplimiento de esa clasificación, Navarro salió de la Modelo el jueves. El tercer grado comporta salir de la prisión a diario para regresar a dormir. Los internos en ese régimen pasan los fines de semana en casa.

Por norma general, la progresión a tercer grado se concede cuando el interno ha cumplido la cuarta parte de la condena. No obstante, el reglamento penitenciario posibilita a la Administración la concesión del régimen abierto a los reclusos que no hayan cumplido la cuarta parte de la condena si sus circunstancias personales y penitenciarias demuestran que está capacitado para llevar un régimen de vida en semilibertad. Fuentes judiciales señalaron que la Administración penitenciaria está obligada a informar de la concesión del tercer grado al fiscal.

Carlos Navarro y Luis Oliveró acogieron con satisfacción el cambio en su situación penitenciaria. Fuentes conocedoras de la estancia del ex diputado en la cárcel negaron que Navarro estuviera seriamente afectado por estar en prisión, aunque sí preocupado y dolido. El ex diputado pasaba la mayor parte del tiempo leyendo y escribiendo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de marzo de 1998

Más información

  • El ex diputado fue condenado a 11 años de cárcel por el "caso Filesa"