La moción de censura mide hoy el antinuñismo

Josep Lluís Núñez será hoy el primer presidente de un club español en ser sometido a una moción de censura. La plataforma opositora Elefant Blau ha conseguido, apoyada por las firmas de 5.664 socios, 1.040 más de las necesarias en los estatutos el club, poner en cuestión la trayectoria del presidente del Barcelona, pese a que fue reelegido el pasado 27 de julio. Todas las encuestas apuntan que Núñez ganará la moción, con unas estimaciones aproximadas del 60% contra el 25% de los votos, y podrá continuar su mandato, que concluye en el verano del 2.002.

Aun así, los impulsores de la plataforma Elefant Blau, a la que apoya públicamente el ex técnico Johan Cruyff, están decididos a constituirse en una oposición permanente con la fuerza de los votos que obtengan caso de que no logren los dos tercios necesarios para que triunfe la moción de censura.Los 91.815 socios del Barcelona podrán votar hoy desde las nueve de la mañana hasta las siete de la tarde y está, previsto que poco antes del inicio del partido entre el equipo azulgrana y el Real Madrid ya se hagan públicos los resultados. Esta vez, a diferencia de las tres anteriores en las que Núñez tuvo rivales, los votos sólo se van a emitir en función de si los socios desean la continuidad o no del presidente barcelonista. Y va ser de esta forma porque no se trata de unas elecciones sino de una moción de censura y porque al mismo tiempo Elefant Blau se ha mantenido fiel a su principio de prescindir de un cabeza visible.

Las razones que aduce Elefant Blau para haber impulsado la moción de censura son la política mercantilista del club y los planes que impulsa la directiva para cotizar en bolsa a través de sociedades vinculadas al club, la falta de transparencia económica -el club ha reconocido que abrió una línea de crédito de 6.000 millones y que el fichaje de Anderson costó 4.375 millones en lugar de los 3.000 anunciados y Elefant Blau considera que existe una falta de liquidez de 4.371 millones mientras que la directiva anuncia que en tesorería tiene 857 millones disponibles-, la contratación de un organigrama técnico sobredimensionado, el fracaso por no haber renovado a Ronaldo y una gran pérdida de imagen por el estilo "dictatorial" con el que Núñez dirige al club desde 1978.

La directiva por el contrario considera totalmente fuera de lugar la moción de censura y argumenta que Núñez fue reelegido por un 76% de los 31.485 socios que votaron en las elecciones celebradas el pasado 27 de julio. El desprecio mostrado por la directiva hacia Elefant Blau desde que a mediados de diciembre se anunció la moción de censura ha sido aderezado con constantes ataques. La directiva ha visto tras Elefant Blau movimientos políticos y económicos y ha descalificado a sus principales impulsores, muy especialmente a Cruyff al que Núñez acusó por haber intentado pedir 400 millones de pesetas "por irse en silencio" tras haber sido destituido, de haberse vendido al propio Núñez en las elecciones de 1978 y de no haber sabido dar continuidad al dream team.

Sobre la firma

Robert Álvarez

Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona, se incorporó a EL PAÍS en 1988. Anteriormente trabajó en La Hoja del Lunes, El Noticiero Universal y el diari Avui.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS