Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNA

Condenado en 10 minutos

Dos de dos. El Betis se condenó en 10 minutos. Inició el partido ejerciendo una fuerte presión. Se hizo dueño del balón y de casi todo el campo, pero subestimó al grandullón Flo, que consiguió dos goles de dos ocasiones. La colaboración de Olías primero y Vidakovic después le pusieron el camino diáfano hasta Prats.Máxima efectividad. El Chelsea se replegaba a su campo para defender. Formaba con dos líneas de cuatro con poca distancia entre ellas. Defendía en zona con buenas coberturas y continuas ayudas. Se mostró como un equipo muy ordenado y compacto. Cuando recuperaba el balón salía con velocidad al contraataque, utilizando pocos toques. Evidenció gran efectividad.

Desconcierto. Tras el segundo mazazo, el Betis entró en barrena. Pasó por momentos de gran desconcierto. Las ideas desaparecieron y el atasco fue general. Jarni y Finidi dejaron las bandas y se fueron junto a Alfonso, que dejó de recibir. El campo se acortó y se acabaron las soluciones. Terminó recuperando el balón con rapidez pero nunca encontró el camino fácil hasta la portería. Agobiados. Tras encajar el gol, los ingleses pasaron por momentos de agobio, viéndose obligados a defender muy atrás. Se quitaban el baIon de encima con la única intención de alejarlo de su área.

Mejor suerte. El Betis volvió al campo encendido después del descanso, además de recuperar el criterio. Encajonó al equipo inglés en su área. Jarni y Márquez se engancharon a las bandas y Finidi se fue más al centro. El esfuerzo final lleno de fútbol mereció mejor suerte.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de marzo de 1998