Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere un obrero al caerle encima un muro en Boadilla del Monte

Los accidentes laborales en la construcción siguen en aumento. Tras los dos obreros heridos el lunes en el distrito de Carabanchel al derrumbarse sobre ellos un andamio, ayer se registró un nuevo siniestro, esta vez mortal. Ocurrió por la mañana en un chalé de la calle de Rosales, número 18, en la urbanización Montepríncipe, en Boadilla del Monte (17.000 habitantes).

El obrero, José María O., de 36 años, trabajaba en el derribo de una barbacoa. El muro en el que se apoyaba esta instalación se encontraba, siempre según las primeras versiones, en mal estado y al ser removido se derrumbó sobre el trabajador, quien sufrió un traumatismo craneoencefálico por aplastamiento.

Al lugar del accidente se desplazó una ambulancia del Servicio de Emergencias de la Comunidad (Sercam). Los facultativos nada pudieron hacer para salvar la vida al accidentado. "Estaba muerto cuando llegaron", señaló un portavoz de dicho servicio.

Otros dos obreros de la construcción resultaron heridos ayer, uno de ellos de gravedad. Además, un jardinero se cayó de un árbol desde cinco metros de altura, siendo trasladado al hospital, con pronóstico grave.

En total, en lo que va de año han fallecido en la región 11 obreros, según el sindicato CC OO. Durante 1997, y según datos de la Dirección General de Empleo de la Comunidad de Madrid, en la región se registraron un total de 83.789 accidentes laborales, un 15% más que en 1996.

Las 118 muertes de 1997 constituyeron también un 9,2% más que en 1996. Los sectores más afectados fueron el de la construcción, con un total de 17.639 siniestros, de los que 35 resultaron mortales, y el de los servicios, con 65 defunciones de un total de 46.337 siniestros. CC OO eleva a 129 los fallecidos por accidentes laborales en 1997. "La administración no contabiliza los que mueren tiempo después del accidente. De ahí el desfase", dice Carmen Manchego, de CC OO.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de marzo de 1998