Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muertos, dinero, clientes y beneficiarios de la funeraria

El pleno municipal atacó ayer un debate económico-mortuorio, ya que discutió la privatización del 49% de la funeraria municipal por 200 millones de pesetas, ocurrida en 1992 y que un reciente informe del Tribunal de Cuentas ha vuelto a poner en candelero político. Este tribunal asegura que el concurso estuvo plagado de irregularidades, aunque concluye que no hubo perjuicio económico para el Ayuntamiento. Eso sí: los gestores públicos denuncian en su informe varios aspectos económicos "que impidieron valorar cuál de las ofertas presentadas fue la más ventajosa". La oposición criticó también que el municipio "perdonara" a Funespaña, la empresa que se hizo con el 49% de los servicios de enterramiento, la deuda de 2.274 millones que arrastraba por entonces la funeraria municipal. El PSOE pidió una comisión de investigación que aclarase el asunto; IU, un pleno extraordinario que desmenuzase todos los malentendidos.El concejal de Hacienda, Pedro Bujidos, del PP, negó que a Funespaña" se le haya perdonado nada". Leandro Crespo, del PSOE, replicó: "Yo no soy experto en números, pero lo que digo es que ustedes han convertido lo que era un servicio público, el atender a los muertos, en un negocio". Bujidos contraatacó: "Lo que hemos hecho es que lo que antes pagaban todos que ahora lo pague el beneficiario, bueno, hablando de funeraria, digamos que lo paga el usuario". Al final, el PP, con su mayoría absoluta en el pleno, rechazó tanto la comisión de investigación como el pleno extraordinario.

Teatro español. El PSOE pidió a lo largo del pleno otra comisión de investigación para aclarar "la oscura gestión", en palabras del edil socialista Rafael Simancas, de Gustavo Pérez Puig al frente del Teatro Español, propiedad del Ayuntamiento. "Pérez Puig tenía pensado aprovecharse del Teatro Español para aprovecharse hacer galas y ganar dinero con la obra de La venganza de don Mendo, cuya versión la ha llevado a cabo con un sueldo millonario del Ayuntamiento. Esto lo ha denunciado Raúl Sender", acusó Simancas. El edil de Cultura, Juan Antonio Gómez Angulo, replicó que eso era "falso". "Sus acusacíones, señor Simancas, no van fundadas con pruebas. Sólo se mantienen con charlas de café con un cómico", añadió.

El plan de la mujer. Tanto PSOE como IU pidieron que el Ayuntamiento dotara de presupuesto un Plan de Igualdad de la Mujer. Para eso, reclamaron que se destinara el 2% del presupuesto municipal, "7.000 millones de pesetas". El PP no aprobó, pero a cambio, impulsó una serie de compensaciones a las mujeres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de febrero de 1998