Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SALSA

Yuri Buenaventura presenta la versión canalla de 'Ne me quitte pas'

Ahora ya es un éxito reconocido y a toro pasado es más fácil ver las cosas, pero imaginar hace no tanto tiempo que una canción tan triste como Ne me quitte pas, el himno francés de la depresión y la melancolía inmortalizado por el belga Jacques Brel, podía resultar alegre y bailable a ritmo de salsa era algo poco menos que imposible. El colombiano Yuri Buenaventura lo ha logrado, y además ha conseguido vender sólo en Francia más de 50.000 discos sencillos de su peculiar versión.

Yuri Buenaventura, apellido tomado del pueblito colombiano en donde nació este artista, un lugar de honda tradición africana, viene por primera vez a presentarla en Madrid, aunque en las noches de la ciudad ya se ha oído mucho la canción.

En copias domésticas

Posiblemente se escuchó por primera vez en una de las Sesiones de solteros que el tándem de pinchadiscos Diego Manrique y José A. Castillo celebraron la primavera pasada. Sonaba en su primera ocasión ante un público iniciado y fueron numerosos los que se acercaron a la cabina de discos a interesarse por la versión. De ahí a convertirse en un éxito canalla de tugurio y garito ha sido cuestión de boca a boca y copias domésticas en casetes.La canción de marras ya se puede conseguir en España y está incluida en el disco Herencia africana que Yuri Buenaventura grabó en Bogotá en 1996. Con tan sólo este disco se le empieza a comparar con el panameño Rubén Blades, y eso puede volverse en su contra. Aunque el debú es deslumbrante, todavía está lejos del autor de Pedro Navaja.

Le llaman el Sonero de París pues en la capital francesa fijó su residencia hace ya más de ocho años. Eso sí, de momento está consiguiendo que media Europa mueva sus caderas al ritmo incontestable de su Ne me quitte pas.

Yuri Buenaventura actúa hoy, a las 22.30, en La Riviera (paseo bajo de la Virgen del Puerto, s/n, metro Puerta del Angel). Entrada: 1.800 pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de febrero de 1998