Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los costes del Área Unificada

La entrada en vigor del Área Unificada a partir del mes de mayo supone la renovación total del sector del taxi. Pero a casi nadie escapa que gratis no va a ser. Adecuar los taxímetros, emisoras, impresoras y capillas (unos nuevos visores exteriores que indicarán la tarifa aplicada de las tres posibles ) supone un gasto importante. El taxímetro cuesta unas 70.000 pesetas y la capilla unas 20.000. A ello se han de sumar las 35.000 pesetas de las impresoras que indicarán al cliente el recorrido y la tarifa aplicada. La Federación Profesional señala que la entrada en vigor del Área Unificada va a suponer un gasto de 1.000 millones de pesetas a corto plazo. El Ayuntamiento de Madrid adelantó, ayer que, durante los próximos cinco años, concederá 500 millones de pesetas como ayudas a fondo perdido a los taxistas.

El Área Unificada es uno de los grandes retos del sector desde que se aprobara hace unos cuantos años.

Su entrada en vigor, prevista para mayo, suprimirá los suplementos especiales por días festivos y nocturnidad y los sustituye por un nuevo sistema (ver gráfico) resumido en tres tipos de tarifas.

También se elimina el pago del viaje de retorno entre los 22 municipios incluidos en el área (Madrid, Parla, Humanes, Las Rozas, San Sebastián de los Reyes, Mejorada del Campo, Villaviciosa de Odón, Paracuellos del Jarama, Alcobendas, Majadahonda, Rivas-Vaciamadrid, Móstoles, Alcorcón, Leganes, Getafe, Coslada, San Fernando de Henares, Pozuelo, Pinto, Velilla, Fuenlabrada y Tres Cantos).

Los taxistas podrán trabajar en cualquiera de los pueblos del área y tendrán que adaptarse a las exigencias de la ordenanza madrileña en cuanto a color y a distintivos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de febrero de 1998