Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Fotonoticia:

Xenofobia antigitana en la República Checa

El presidente checo, Vaclav Havel, y su esposa, Dagmar Havlova, acudieron ayer al funeral de Helena Bihariova, una mujer gitana de 26 años y madre de cuatro hijos golpeada y apaleada hasta la inconsciencia por tres rapados que después la arrojaron a un río en Vrchlabi, Bohemia oriental, donde murió. El suceso ocurrió hace una semana. En la foto, la madre de Helena se inclina ante el cadáver en un momento de su funeral en la iglesia católica de Opava.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de febrero de 1998