Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Martillazo

Soy un ciudadano que vive en el madrileño barrio de Villaverde y el viernes 13 de febrero me vi arrojado de la cama a las seis de la mañana por un martillo mecánico que horadaba la calle para realizar unas obras en la canalización del agua. No es la primera vez que nos sucede algo así en obras relacionadas con el agua y en ningún caso éstas acarreaban el corte de la calle o alguna otra razón que justificase interrumpir el descanso de los vecinos a tan temprana hora.Contactada la Policía Municipal para que interviniese ante semejante atropello, su respuesta fue: "Si lo hacen, será porque tienen permiso del ayuntamiento".

Es curioso que el Ayuntamiento de Madrid enarbole el derecho al descanso de los vecinos en su cruzada contra los bares de copas, y, sin embargo, le traiga sin cuidado en todas las demás actividades. Este ayuntamiento se está tomando muy en serio la tarea de convertir a Madrid en una ciudad cada vez más inhabitable. Y la verdad es que lo está consiguiendo.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de febrero de 1998