Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El acusado de violar a menores dice que no forzó a sus víctimas

Antonio M. C., el joven acusado de violar a dos menores y de agredir sexualmente a otros cinco entre 1994 y 1995, en Las Rozas, indicó al tribunal de la Audiencia de Madrid que le juzga desde ayer que no forzó a ninguna de sus víctimas. "Lo único que hice fue convencerles para mantener contactos, pero no les forcé", señaló el muchacho, que entonces contaba 17 años y hoy tiene 20.

Antonio, miembro de una familia acomodada de Las Rozas, indicó ayer que no recordaba algunas de las violaciones y agresiones que le atribuye el fiscal y explicó que, en ese momento, él no era consciente de que sus actos fuesen delictivos, según explicó a la salida de la primera sesión del juicio su abogado, Javier Saavedra. La vista oral, que proseguirá hoy, se celebró a puerta cerrada.

Antonio contó ayer al tribunal, según su abogado, que fue detenido porque pidió el número de teléfono a una de sus víctimas y que, días después de la supuesta agresión, la telefoneó para volver a verse. Fue entonces cuando ésta dio aviso a la Policía, que le detuvo.

Saavedra avanzó ayer que las acciones y "olvidos" de su cliente se deben a que padece un trastorno de la personalidad debido a la ingesta de drogas desde "los once años".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de febrero de 1998