Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CAMPAÑA DE ACOSO

El PP y varios medios financieros participaron en la operación contra González, según Anson

El ex director de Abc Luis María Anson aportó ayer un nuevo dato revelador sobre la "operación de acoso y derribo" auspiciada desde determinados medios de comunicación para desalojar de La Moncloa a Felipe González. No fue sólo una operación periodística, "ni siquiera fundamentalmente periodística". En la trama participaron expresamente el entonces primer partido de la oposición, el Partido Popular, y algunos "medios financieros". La formación que lidera José María Aznar, dando la callada por respuesta, se ha apresurado a declararse ajena a la tormenta política desencadenada por el actual presidente de Televisa España. El presidente de la Generalitat de Cataluña, Jordi Pujol, y el líder del PSOE, Joaquín Almunia, en cambio, coincidieron en subrayar la gravedad de lo relatado en la revista Tiempo por Anson. Los contertulios de éste en la cadena COPE han desmentido su versión y le han acusado de estar actuando así por interés personal.

El ex director del diario Abc y actual presidente de Televisa España, Luis María Anson, implicó ayer claramente al anterior primer partido de la oposición, el PP, así como a "algunos medios financieros" y "algunos medios de comunicación", en "la operación de acoso y derribo" para desalojar de La Moncloa a Felipe González. Anson redobló declaraciones para matizar su polémica entrevista en Tiempo, en la que admite que para acabar con el mandato de González, con más de trece años en el poder, "fue necesario poner en riesgo el Estado". Pero aunque insiste una y otra vez en que no se trató de "una conspiración", sino de "una operación de acoso y derribo", es contundente al revelar que "fue, naturalmente, una operación del partido de la oposición".Tras esta confesión, que ha desencadenado un revuelo en la clase política, el secretario general del PSOE, Joaquín Almunia, se apresuraba desde Roma a calificar de "golpismo de salón" la campaña contra González. En su opinión, estos "golpistas de salón" no tenían únicamente al PSOE en el punto de mira, sino que "perseguían algo más lejos, más arriba", en alusión a la Corona. A la pregunta de si existió conexión entre el PP y el grupo de directores de medios de comunicación que se reunían para coordinar la estrategia antifelipista, Almunia declaró: "No me consta, pero me imagino que sí".

Cascos calla

Desde el PP no se le dio una respuesta precisa. Tras la reunión del Comité Ejecutivo del partido en el Gobierno, que presidió José María Aznar, el coordinador general Ángel Acebes declaró a su formación "fuera de la polémica", y vinculó el revuelo político a la proximidad de "determinados juicios", como los del GAL. "Según nos acerquemos a ellos, vamos a tener que escuchar muchos disparates", dijo Acebes. El vicepresidente primero del Gobierno, Francisco Álvarez Cascos, a quien en su día González señaló como parte activa de la trama contra el PSOE, fue más prudente. "Cada cosa a su tiempo. Cuando llegue el momento, hablaré. Ahora no es el momento. Me remito a las declaraciones de mi partido", dijo.Anson, en todo caso, ya había sido suficientemente claro en Onda Cero al intentar justificar la legitimidad de la trama contra el anterior secretario general del PSOE. "La operación de acoso y derribo se produce de manera sistemática en todos los países democráticos, sobre todo cuando se acercan las elecciones, para derribar al jefe del Gobierno. No es una operación sólo periodística, ni siquiera fundamentalmente periodística; es una operación naturalmente del partido de la oposición, de otros partidos políticos (...) La operación se extendió a algunos medios financieros, a algunos periódicos, a algunos medios de comunicación (...) Se hizo una operación de fondo para terminar con los trece años y medio que llevaba en el poder González".

En otras declaraciones a Europa Press, Anson diferencia entre las reuniones que él mantenía con periodistas y directores de otros medios y la "campaña de acoso y derribo" propiamente dicha. Según su versión, a las primeras nunca asistió ningún dirigente del PP, y la labor de aquellos "pocos" medios de comunicación hostiles al Gobierno socialista se limitó a "denunciar las irregularidades corrupciones y crímenes de Estado". Y González perdió las elecciones de marzo de 1996, según la versión que ahora sostiene Anson, no por aquellos medios de comunicación, sino por "el enorme acierto" del PP, que ofreció un programa "esperanzador" a los españoles; por la acción de subir a José María Aznar, "hombre muy hábil, sereno y tranquilo, que despertó las simpatías de los españoles", y por los propios errores del PSOE.

Hace poco menos de dos años, en cambio, el entonces director de Abc concedía más mérito a la labor de esos periódicos y periodistas. "ABC, la Cope y El Mundo, entre los causantes destacados de la derrota de González", titulaba el diario conservador, el 20 de marzo de 1996, un suelto en sus páginas de huecograbado. En este texto se señalaba que "si no llega a ser" por los medios citados "y otros informadores", "González hubiera ganado las elecciones generales, como venció en las de 1993".

Almunia: "Sí es conspiración"

El secretario general del PSOE, Joaquín Almunia, fue suficientemente expresivo al calificar la trama reconocida por Anson: "Es golpismo de salón", dijo en Roma, donde acababa de entrevistarse con diversas personalidades de la política italiana. Desde el jefe del Ejecutivo, Romano Prodi, hasta el secretario general del PDS, Massimo D'Alema, y el líder del sindicato ex comunista CGIL, Sergio Cofferati, informa Los hechos que relata ahora el ex director de Abc eran conocidos de antiguo, subrayó el líder del PSOE. "La novedad es que esas reuniones, esas estrategias, esos intentos de condicionar la marcha de la política española, la voluntad de los electores, son relatados por uno de los participantes".

Almunia sí considera que el término "conspiración" es lo que mejor califica "aquellas conversaciones". "Son unos intentos antidemocráticos de unas pocas personas que, valiéndose de su influencia o de su poder, han tratado de condicionar y de suplantar incluso la voluntad de los electores. Me parece gravísimo en una democracia. Yo me alegro de que Anson, en vez de seguir participando en esas reuniones, ahora las cuente y las explique. Espero que sirva de vacuna para que no vuelvan a repetirse esos comportamientos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de febrero de 1998

Más información

  • Almunia califica de "golpismo de salón" la trama revelada por el ex director de "Abc"