Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CAMPAÑA DE ACOSO

Ibarra dice que Cascos acudió a una reunión el 4 de julio del 95

El presidente de la Junta de Extremadura, el socialista Juan Carlos Rodríguez Ibarra, aseguró ayer que el vicepresidente del Gobierno Francisco Álvarez Cascos "estuvo en una de las reuniones" a las que se refiere Luis María Anson en su entrevista en Tiempo. Según Ibarra, esa reunión fue "un cuatro de julio antes de las elecciones generales" de marzo de 1996. Aunque no quiso dar más detalles, añadió que el vicepresidente "no va a desmentirlo porque es un caballero".El jefe del Ejecutivo extremeño hizo estas declaraciones en una rueda de prensa conjunta con el responsable de Política Autonómica del PSOE, Ramón Jáuregui, que visitaba Mérida para analizar con Ibarra el modelo autonómico sobre el que trabajan los socialistas.

En opinión de Ibarra, es absurdo pensar que sólo seis periodistas puedan crear esta situación. "Cuando Anson dice que se ponía en peligro la estabilidad del Estado es porque había más gente", dijo antes de sugerir a José María Aznar que promueva en el Congreso de los Diputados una comisión de investigación.

Horas antes, las revelaciones de Anson habían alterado notablemente el orden del día de la ejecutiva federal del PSOE, que dedicó buena parte a comentar la trama descubierta por el ex director de Abc, informa Anabel Diez. Manuel Chaves, presidente de la Junta de Andalucía, fue así de explícito: "Hubo una operación cuasi golpista para alterar las reglas del juego democrático. La operación se puso en marcha para beneficiar a alguien, y podemos pensar que detrás también estaba el PP, por lo que alguien de ese partido podría aclarar algo a los ciudadanos". A puerta cerrada, los reunidos mencionaron expresamente a Álvarez Cascos como una de las personas cercanas a la operación.

Unos y otros subrayaron, en todo caso, "la legimitidad del triunfo electoral del PP" en 1996 y convinieron en no cuestionar en absoluto el designio de los ciudadanos en las elecciones que dieron el triunfo a Aznar. El propio secretario general, Joaquín Almunia, se encargó de dejarlo claro desde Roma: "No es ése el tema. Las elecciones dieron los resultados que dieron. Yo no voy a pedir al presidente Aznar que modifique sus previsiones de calendario electoral por estas informaciones. Lo que sí pido a los ciudadanos es que ahora, con esta nueva información, juzguen cuáles han sido los comportamientos de unos y de otros en los últimos años".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de febrero de 1998