Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EN LA MUERTE DE FERNANDO ABRIL MARTORELL

Un hombre en el que Suárez se apoyó para hacer la transición

Destinado en Segovia, a finales de los años 60, como ingeniero jefe del Instituto de Reforma y Desarrollo Agrario (IRYDA):, Fernando Abril Martorell (Valencia, 1936) entabló entonces amistad con Adolfo Suárez, en ese momento gobernador civil del la provincia. Esa amistad marcaría en adelante su carrera política, como estrecho colaborador y, hombre de confianza del que luego sería presidente del Gobierno. Así, en 1969 Suárez lo nombró presidente de la Diputación Provincial de Segovia, ciudad en la que Abril se había casado y establecido. En 1970 fue nombrado director técnico del Fondo de Ordenación y Regulación de Producción y Precios Agrarios (FORPPA) y se trasladó a Madrid. Después ocupó la Dirección General de Producción Agraria. Su formación y experiencia en los problemas del campo español facilitaron que Suárez le nombrara ministro de Agricultura en su primer Gobierno, en 1976.Hasta entonces, Fernando Abril se había vinculado políticamente a la Unión del Pueblo Español (UDPE) y había participado en Acción Católica. Estaba considerado como un tecnócrata de voluntad reformista. En las primeras elecciones democráticas fue nombrado senador por designación real y ocupó en el segundo Gobierno de Suárez la vicepresidencia tercera para Asuntos Políticos.

En febrero de, 1978, al producirse la salida del Gobierno de Enrique Fuentes Quintana, Abril fue designado vicepresidente segundo y ministro de Economía. Tuvo un papel de primera importancia tanto en los Pactos de La Moncloa como en la recta final de la elaboración de la Constitución.

En el cambio de Gobierno que Suárez llevó a cabo por la moción dé confianza presentada ante el Congreso, en septiembre de 1980, Abril quedó fuera del Ejecutivo y fue sustituido por Juan Antonio García Díez.

En las elecciones de octubre de 1982, Abril perdió el escaño de diputado de UCD por la provincia de Valencia que había obtenido en la anterior consulta electoral, en marzo de 1979. En diciembre de 1982 anunció la dimisión de todos sus cargos en Valencia, donde era presidente de la Unión de Centro Democrático, y pasó a convertirse en militante de base en Madrid.

En 1983 pasó al mundo de la empresa. Fue nombrado presidente del astillero Unión Naval de Levante, consejero del Banco Central desde 1987 y vicepresidente de esta entidad desde octubre del año siguiente.

Entre 1990 y 1991 dirigió, por encargo del Ministerio de Sanidad, la elaboración de un informe sobre el sistema nacional de salud. Los resultados le granjearon la denominación de "padre de la reforma sanitaria de los años 90". Entre sus propuestas se encontraban el que los pensionistas pagaran una parte de los medicamentos que utilizan y la libre elección de médico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de febrero de 1998