Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EN LA MUERTE DE FERNANDO ABRIL MARTORELL

Un modelo a seguir

Fue Fernando gran persona, buen amigo y colaborador eminente, que realizó una fecunda labor a lo largo de una vida densa que ha quedado prematuramente truncada.Su tenacidad y lucidez fueron cualidades decisivas en su trayectoria política y profesional. Era un hombre serio y aplicado.

Tenía un temperamento vivo y demostró en la vida y ante la muerte un excepcional valor y entereza. Era un, hombre sólido. Y, además, fue un hombre austero y honrado hasta la ejemplaridad.

Añadiré que fue un amigo entrañable, algo tímido y con un excelente sentido del humor.

Una pérdida irreparable, pero, también, un modelo a seguir.

José María Amusátegui de la Cierva es presidente del Banco Central-Hispano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de febrero de 1998