Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Varias carreteras nacionales, cortadas por el temporal de nieve

La carretera Madrid-Burgos fue cortada a las 20.45 horas de ayer en ambos sentidos a todo el tráfico rodado entre el kilómetro 37 (entre Guadalix y El Molar, en Madrid) y el 117 (en Cerezo de Abajo, Segovia) a causa de la intensa nevada caída en la sierra de Madrid y después de que varios camiones se cruzaran en la calzada. A medianoche, se restableció, aunque con mucha lentitud, el tráfico en esa vía. El subdelegado del Gobierno en Burgos, Víctor Nuñez, mientras, ordenó que, a partir de las nueve de la noche, comenzaran a retirarse de las carreteras de la provincia los vehículos articulados tanto por la nevada como para evitar accidentes con las heladas nocturnas, y es que la carretera nacional entre Burgos y Valladolid también tuvo que ser cortada después de que varios camiones quedaran atravesados en la calzada por la nieve.

Las precipitaciones de nieve continuarán hoy en diferentes zonas del centro y el norte peninsular, pero de forma más moderada. Según el jefe de predicción del Instituto Nacional de Meteorología, Angel Rivera, la borrasca procedente de Francia y acompañada de aire frío de Centroeuropa se desplaza hacia el Atlántico, lo que supone que las temperaturas tiendan a suavizarse y que, en consecuencia, las cotas de las nevadas sean más altas. En concreto, se espera que se produzcan a 600 metros en Galicia y Castilla y León y a 1.000 o 1.200 en el resto de las zonas afectadas.

El temporal, sobre el que había alertado Protección Civil, dificultó ayer la circulación en al menos medio centenar de puntos de la red viaria, de los que más de 30 correspondieron a la principal, según fuentes de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Más de 50 puertos de montaña precisaron el uso de las cadenas. Entre ellos, los de El Pico (Ávila), en la N-502; Villatoro (Ávila), en la N-110; Paramera (Ávila), en la N-403; Torre Miró y Querol (Castellón), en la N-232; San Glorio (León), en la N-621; Xesta (Lugo), en la N-634; Los Tornos (Cantabria), en la N-629, y Pozazal (Cantabria), en la N-611. En rutas secundarias se cerraron los del Veleta (Granada), la Ventana (Asturias) y Palombera y Alisas (Cantabria).

Además del corte de la N-I, también se vieron afectadas la N-II, en Torija (Guadalajara) y Medinaceli (Soria); la N-III, en Honrubia y Saelices (Cuenca); la N-V, en Valmojado (Toledo), y la N-VI, en El Espinar y el puerto de los Leones (Segovia), al igual que en La Bañeza y Villagatón (León). Otras de Albacete, Burgos, Castellón, Cuenca, León, Teruel y Toledo también plantearon dificultades a los automovilistas por la nieve y las placas de hielo. Más información en Madrid 1

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de enero de 1998