Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nueva línea 10 del metro enlaza Aluche y Fuencarral en 37 minutos.

En metro desde Aluche a Fuencarral sin hacer enlaces ni transbordos, en apenas 37 minutos. Este recorrido será posible a partir de mañana, viernes, y aliviará los traslados de los madrileños que viven en los barrios del sur de Madrid y trabajan en el eje de la Castellana. Para hacerlo posible se han invertido 5.900 millones de pesetas en unir dos líneas de metro, la 10 y la 8, en una sola a través de un túnel de 1,8 kilómetros. Además, se ha construido una nueva estación, denominada Gregorio Marañón, que inaugurarán hoy el presidente del Gobierno, José María Aznar, y el de la Comunidad de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón.

Con este acto, la obra más querida por el responsable del Ejecutivo regional, la ampliación del metro, comienza a tomar cuerpo. Desde mañana (la estación de Gregorio Marañón quedará cerrada tras la inauguración oficial para abrirse al público el viernes), los madrileños comenzarán a notar las ventajas de unas obras que hasta ahora sólo han causado trastornos. Los estudios de la Consejería de Transportes y Obras Públicas estiman en 500.000 las horas que se ahorrarán al año los usuarios del nuevo enlace que equivalen a 500 millones de pesetas, según Luis Eduardo Cortés, responsable de la consejería.

60 millones de viajeros

260.000 viajeros usarán cada día la nueva línea 10, según la Consejería de Transportes.

La estación tiene dos entradas con escaleras en la plaza de Gregorio Marañón y accesos mediante ascensores para discapacitados. Esa nueva parada servirá, además, de intercambiador con la línea 7, que está siendo ampliada desde Avenida de América hasta Pitis.Con todo, la satisfacción de Ruiz-Gallardón y su consejero cuando muestren hoy a Aznar las trabajos puede aguarse: cinco de los seis sindicatos del metro mantienen su convocatoria de huelga parcial para hoy, así como la amenaza de boicotear la inauguración del nuevo tramo. Los sindicatos, que han retomado en enero los paros parciales de diciembre, mantienen que ha desaparecido el dinero del fondo de ayuda para pensiones. El Grupo Parlamentario Socialista ha pedido en la Asamblea una comparecencia del responsable de Metro para que aclare la situación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de enero de 1998

Más información