Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Van Gaal dice que el sistema funciona

La imagen que el Barcelona dejó ayer en el Camp Nou satisfizo de nuevo al técnico azulgrana Louis Van Gaal. El holandés afirmó ayer que el sistema está funcionando y que el equipo está creando muchas ocasiones de gol. "Aprovecharlas o no depende de la calidad de los jugadores", sentenció el técnico, que tuvo palabras de elogio hacia la efectividad de Luis. Enrique, cuestionó la capacidad goleadora del brasileño Sonny Anderson y no comprendió los silbidos de un sector del público contra Rivaldo."¿Por qué cree que se fallan tantas oportunidades?", le preguntó un periodista. Y Van Gaal se olvidó de cualquier otro planteamiento anexo (cuestiones físicas o psíquicas) y fue directamente al grano: "Eso depende de quién tiene la oportunidad. Lo que decide una ocasión es la calidad del jugador. Cuando Luis Enrique la tiene suele marcar. Sin embargo, es mejor crear oportunidades que no tenerlas, eso es evidente". Agregó que Anderson no es un goleador como Ronaldo y que ya lo advirtió.

Van Gaal se mostró perplejo por la actitud del público con Rivaldo. "Lo que debe hacer la afición", explicó, "es apoyar siempre a todos los jugadores, como hoy han hecho con Bogarde. Los jugadores necesitan el apoyo del publico, pero Rivaldo no lo tuvo. Hoy este jugador ha marcado un gol y ha dado una asistencia de gol". El técnico afirmó que hay que apreciar las cualidades de De la Peña y restar importancia a los aspectos negativos de su juego. Y realizó un análisis positivo del resultado. "No hemos encajado ningún gol y eso nos da ventaja, porque nosotros solemos marcar".

Rivaldo se mostró muy decepcionado. "No entiendo que puedan silbarme antes de lanzar un penalti, eso es grave. Parece que alguien va contra mí. Al menos me queda la tranquilidad de que el entrenador está conmigo", señaló el brasileño.

Las razones de Rexach

Por otra parte, ayer Carles Rexach explicó las razones que le han llevado a fichar por el Yokahama Flugels de Japón. "Hay demasiada gente en el equipo técnico y a veces me siento violento", le dijo Rexach a Núñez antes de marcharse. "Estoy decepcionado por la situación que he vivido en los últimos días. No había demasiado interés en que continuara, pero Can Barça siempre será mi casa", agregó. Rexach mostró su interés por llevarse a Stoichkov a Japón: "Su velocidad y su carácter encantarían a la afición".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de enero de 1998