Tenderos a pie de calle

Las rebajas de enero, que empezaron ayer en las grandes superficies y que se prolongarán hasta el 28 de febrero, arrancaron con buenas expectativas para los pequeños y medianos comerciantes madrileños. La Confederacion de Pequeñas y Medianas Empresas (Copyme) estima que estos comerciantes conseguirán unas ventas por valor de 90.000 millones de pesetas. José Serrano, presidente de la Asociación Nacional de Medianas y Grandes Empresas de Distribución (ANGED), corroboró el pronóstico.Algunos tenderos a pie de calle, sin embargo, matizaban algo los cálculos optimistas de sus representantes. Jorge, encargado de una tienda de ropa para caballero de la zona de Ventas, declaró: "Las previsiones para esta temporada son mejores que las del año pasado". Jorge, con todo, hizo una precisión: en las rebajas se gana dinero, pero no tanto como lo pintan. "Es cierto que se vende más, pero, al bajar los precios, el beneficio es menor. No se pierde dinero, pero los márgenes también son más bajos", dijo.

Más información
La caza de la ganga no conoce amigos

En otras tiendas esperan que la euforia se desate: "Nos cuesta un poquito arrancar con las rebajas. Las ventas están muy flojitas en los dos años y medio que llevo aquí".

"Este mes de diciembre ha sido malo. Confío en que recuperemos algo", aseguraba María del Mar, otra dependienta de la misma zona. ""Las ventas van bien, aunque preferimos esperar un poco", dijo el empleado de un comercio de ropa.

Pero el optimismo no fue compartido por todos: "Diciembre ha sido malo", señaló Maite, dependienta desde hace cinco años en una tienda de moda femenina. "A mí las rebajas me parecen muy flojas. Respecto a otros años, hemos notado un bajón", añadió.

Los descuentos en estas fechas suelen oscilar entre el 10% y el 30%, aunque pueden sobrepasar el 50%. Las grandes superficies comerciales también aparecían ayer en el punto de mira de los pequeños comerciantes. "Se les da mucha fama y publicidad y juegan con ventaja. Nosotros' estamos en inferioridad de condiciones porque contra ellos no podemos competir", comentó Brígida, dependienta de una tienda de ropa infantil de la calle de Alcalá.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Este local avanzó la campaña al sábado y el comienzo no fue malo. "Hoy [por ayer] esto está vacío, pero el fin de semana ha sido bastante bueno. Ten en cuenta que coincidió el inicio de las rebajas con los días de Reyes, y eso ayudó rnucho", añadió.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS