Entrevista:

"La capa española es a un tiempo tradicional y revolucionaria"

Para saber por qué Gonzalo Seseña (Madrid, 1934) es un enamorado de la capa española hay que conocer la historia de su familia remontándonos a primeros de siglo. Fue concretamente en el año 1901 cuando su abuelo -el sastre Santos Seseña- abrió en el centro de Madrid la tienda Printemps, un establecimiento muy castizo donde se confeccionaban capas españolas aun sabiendo que estaban en desuso. Con este negocio continuó Tomás -el padre de Gonzalo-, que fue quien cambió el nombre de la tienda por el de Capas Seseña y, entre otras cosas, dejó en manos de sus seis hijos las riendas de la tienda. Ahora es Gonzalo el hermano que está al frente del establecimiento, y se muestra encantado de dirigirlo. "Tiendas como ésta son las que unen a una ciudad con la historia de los siglos pasados", afirma.Pregunta. ¿Para qué sirve una capa espanola?

Respuesta. Para llevar doblemente la contraria. Por un lado, ponerse una capa es una tradición y, por otro lado, significa ir vestido distinto a los demás. Es un tanto contradictorio porque, por una parte, es muy tradicional y, por otra parte, es muy revolucionario.

P. Hoy ¿qué utilidad tiene?

R. Su utilidad reside en que es una prenda de vestir y de abrigo, y además es un precioso regalo que puede hacerse a un marido, a una novia, a un amigo extranjero.

P. ¿Exportan capas?

R. El 50% de la venta de nuestras capas se hace a clientes extranjeros que vienen a la tienda porque son viajeros informados. Conocen nuestras capas porque las han comprado amigos suyos, porque lo han leído en las guías de ciudades. Hillary Clinton, cuando estuvo en Madrid, una de las cosas que hizo fuera del protocolo fue venir a comprarse una porque la tenía su hija.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

P. ¿Qué famosos llevan o han llevado capas?

R. Pues, por ejemplo, Buñuel, Picasso, Mastroianni, Gary Cooper, Catherine Deneuve, Fellini...

P. Los madrileños ¿usan hoy esta prenda?

R. En Madrid hay una tradición por la capa y hay un colectivo favorable a la capa que la usa los días de frío. La Asociación Madrileña de Amigos de la Capa, que lleva en activo desde los años veinte, dice que la temporada de capa va del 11 de noviembre, día de San Martín, hasta el 19 de marzo, San José.

P. ¿Cuánto cuesta una?

R. Depende de la calidad del paño, que se hace en la salmantina Béjar, y del estilo que se quiera. El precio de una capa clásica oscila entre 65.000 y 85.000 pesetas, pero confeccionamos capas de mujer desde 25.000 pesetas.

P. ¿Cómo ve el futuro de la capa española?

R. Es una prenda de abrigo, y si su moda ha llegado hasta hoy, ¿por qué no va a seguir?

Capas Seseña. Calle de la Cruz, 23. Teléfono 531 68 40.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS