Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:GIMNASIA

Carballo, de nuevo rey de la barra

El español, tras su triunfo de Stuttgart, ganó también la segunda prueba de la Copa del Mundo, disputada en Zúrich

Jesús Carballo continúa en la cumbre de la gimnasia. La barra fija es su trono. Ayer, volvió a ganar la prueba de Zúrich (Suiza), segunda puntuable de la Copa del Mundo, tras haberse impuesto ya en la primera el pasado día 23 en Stuttgart (Alemania). Con ello, tiene prácticamente asegurada su presencia en la final de la Copa, que se debe disputar en Sabae (Japón), en mayo. Le bastará con participar en una de las dos pruebas más que restan.

El pasado 7 de septiembre, en Lausana, esta vez en la Suiza francófona, Carballo perdió el título mundial por 25 milésimas. Fue un accidente mínimo, un pequeño fallo en la salida del ejercicio, pero suficiente para que el gigante finlandés Jani Tanskanen, otro especialista, le superara. El español, sin embargo, ha vuelto pronto a imponer su dominio. No ha necesitado esperar a otro campeonato. La gimnasia, como tantos otros deportes, se ha incorporado a los circuitos de Copa del Mundo y Carballo se ha mostrado imparable en las dos etapas disputadas.

Ayer, en Zúrich, dominó con 9,600 puntos, por delante de las grandes estrellas dé la gimnasia actual. Segundo fue el bielorruso y campeón mundial absoluto, Ivan Ivankov, que sumo 9,575 puntos, y terceros, el ruso Alexei Nemov, y el ucranio Alexander Beresch, ambos con 9,375. Carballo suma así 52 puntos tras las dos pruebas y encabeza la general.

Vivó, en paralelas

La gimnasia masculina española, como ya confirmó en los Mundiales de Lausana, no sólo es Carballo y si éste no ha brillado en paralelas, su otro mejor aparato, precisamente en ellas. está entre los mejores Andreu Vivó. Segundo en Stuttgart tras Ivankov, el sábado fue tercero, igualado con el bielorruso, los dos con 9,500 puntos, por detrás de los dos chinos: el campeón mundial Zhang Jingjing, que mantuvo su primacía con 9,625, y Li Xiaopeng, segundo con 9,550. En la general del aparato, Vivó es tercero y casi tiene también asegurado el pasaporte para la final. No tuvo tanto acierto Omar Cortés, en anillas, pese a haber modificado su ejercicio respecto a Stuttgart, donde Víctor Cano, en caballo con aros y Gervasio Deferr, en suelo, no pasaron ya el corte. Ausente ya Yuri Chechi, el húngaro Silvester Csollany, que ya estuvo a punto en Lausana de evitar el quinto título mundial del italiano, venció con total autoridad (9,700) puntos, ante el regular Ivankov y el alemán Valer¡ Belenki (9,500). Este, sorprendente campeón mundial en el caballo con aros, no pudo evitar esta vez la revancha del gran especialista francés Eric Poujade, ganador con 9,700 puntos ante el chino Zhang Jinjing.En suelo, el otro chino, Li Xiaopeng, dominó con la puntuación más baja, 9,450, a los rusos Alexei Bondarenko, 9,425, y Nemov, 9,400. Y en salto, el kazajo Sergei Fedorchenko, uno de los muchos restos de la gran cantera de la Unión Soviética, logró la máxima puntuación, con 9,800, ante el surcoreano Yeo Hong Chul, 9,625, y Nemov, 9,500, un gimnasta que siempre está al borde de lo máximo, pero que en Lausana, por ejemplo, sólo ganó el título de suelo.

En mujeres, las chinas arrasaron, con triunfos de Kui Yuanyuan en barra y salto, y de Bi Wenjing en asimétricas, dejando únicamente el suelo a la campeona mundial absoluta, la rusa Svetlana Khorkina. Las españolas volvieron a brillar por su ausencia, como en los Mundiales. La subida del límite de edad de 15 a 16 años continúa pasando factura y ha dado el protagonismo a los hombres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de diciembre de 1997