Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL LIGA DE CAMPEONES

Heynckes: "Hoy no ha sido nuestro día"

Jupp Heynckes no se cuestiona ni por un instante la posibilidad de que el Real Madrid pueda quedar apeado de la Liga de Campeones. "Nos queda el partido del Oporto en el Bernabéu y estoy seguro de que lo vamos a ganar". El entrenador madridista no se sorprendió por la derrota de " su equipo en Trondheim: "Antes del primer encuentro con el Rosenborg ya advertí que era un buen equipo. Aquí en su campo se han presentado de otra manera. Ha sido muy difícil desplegar nuestro juego habitual en estas circunstancias, con las bajas temperaturas y el estado del campo. Pero si hubiéramos aprovechado nuestras oportunidades..."Pero Heynckes no quiere buscar excusas: "El Rosenborg ha hecho un buen partido y lo ha ganado merecidamente. El 1-0 antes del descanso ha sido decisivo. Con el resultado a su favor ellos han podido hacer más su juego. Hoy no ha sido nuestro día".

Eggen, su colega noruego, dijo: "Para los españoles ha resultado duro el frío. Es normal que hayan sufrido congelaciones en sus dedos. La segunda parte ha sido totalmente nuestra y me voy algo triste porque pudimos marcar muchos más goles".Lorenzo Sanz, el presidente del Real Madrid, se quejó de las condiciones climáticas bajo las que se disputó este encuentro. "Creo que la UEFA debería de replantearse estos partidos. No sé si la solución sería jugarlos en otra fecha, en otro lugar o al menos en otro horario. Pero esto no quiero que sirva como una excusa. Cuando se desaprovechan las oportunidades suceden estas cosas".Fernando Morientes se marchó desolado de Noruega. No logró su propósito, que era volver a marcar ante el Rosenborg. "Ha sido un partido muy duro para todos nosotros. Tengo el frío metido en el pecho y ha habido momentos durante el partido que no sentía algunas partes de mi cuerpo". El delantero madridista también contó algunos de los problemas que tuvo para realizar su juego: "No sé si nos hemos equivocado con la elección de los tacos, casi todos llevábamos cortos y de aluminio. En las zonas duras nos resbalábamos y en las blandas nos hincábamos demasiado. Pero no quiero que esto sirva como excusa. Hemos desaprovechado muchas oportunidades. Lo importante es que todavía depende de nosotros".

Santiago Cañizares confesó que sintió alguna molestia durante el partido, pero que no influyó en su trabajo: "Hemos sido mejores y me marcho triste porque no entiendo por qué hemos obtenido este mal resultado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de noviembre de 1997