Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guterres acepta la dimisión del viceprimer ministro portugués

El primer ministro de Portugal, Antonio Guterres, inició ayer las gestiones para sustituir al número dos de su Gobierno socialista, el viceprimer ministro, titular de la Presidencia y de Defensa, Antonio Vitorino, al no conseguir disuadirle de su decisión de dimitir. Guterres, que regresó el viernes por la noche de la cumbre de la Unión Europea sobre el empleo celebrada en Luxemburgo, se reunió con Vitorino en la fortaleza de San Julián da Barra, en los alrededores de Lisboa, pero no pudo hacer cambiar de opinión al ministro.Vitorino explicó el jueves pasado que su decisión se debe a la sospecha, suscitada por la prensa, de que cometió irregularidades fiscales en la compra de una propiedad rural en el Alentejo, al sur del país, en 1989. El ministro manifestó la convicción de que no ha violado la ley, pero el diario lisboeta Público insiste en que Vitorino hizo una declaración incompleta al fisco, con lo que se ahorró cerca de 300.000 escudos (250.000 pesetas) de impuesto de transacciones. Vitorino, considerado como uno de los arquitectos de la victoria de los socialistas hace dos años, es el segundo ministro que se ve forzado a dimitir por un escándalo fiscal.

Las dudas sobre la irregularidad han llevado a algunos de sus correligionarios, incluido Guterres, a apelar a que Vitorino continúe en el cargo, pero el ministro reiteró que no aceptará desempeñar funciones bajo sospecha. La prensa cree que Guterres podría aprovechar la salida de Vitorino para hacer la primera remodelación ministerial profunda de su Ejecutivo, cuando falta menos de un mes para las municipales del 14 de diciembre, en las que el Partido Socialista pretende conservar su actual mayoría.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de noviembre de 1997