Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Expediente X' inicia su quinta temporada en EE UU

La pasada primavera concluía en Estados Unidos la cuarta temporada de Expediente X con un inquietante episodio final: el agente Mulder (David Duchovny) se suicidaba de un disparo, y la agente Scully (Gillian Anderson) se preparaba para lo peor al detectarse un tumor en su cerebro. Todo aficionado sabía que estas circunstancias se resolverían para que Expediente X pudiera volver a triunfar en su quinta temporada, que ha empezado con un episodio doble repartido entre el domingo de la semana pasada y éste. Efectivamente, Mulder y Scully siguen vivos y coleando, con un impresionante tirón de audiencia y listos para estrenar en verano su largometraje.Sin embargo, Chris Carter, creador de la serie más original y adictiva de los últimos tiempos, ya anunció que éste sería su último año como productor de la serie (al vencer su contrato con la cadena Fox) y que probablemente se dedicaría a escribir y dirigir películas.

La película en pantalla grande de Expediente X (que provisionalmente se titula Blackwood y está protagonizada por los mismos Duchovny y Anderson) se estrena en junio próximo y será la culminación de la temporada, cuyos capítulos empiezan a emitirse ahora. "No es sólo la respuesta a la quinta temporada", declaró Carter a USA Today, "sino una culminación de todas las temporadas".

Otra incógnita sobre el futuro de Expediente X está en las exigencias de David Duchovny. El actor ha iniciado una carrera en Hollywood, y su condición para seguir en el papel de Fox Mulder es que el equipo de la serie se traslade de la localidad canadiense de Vancouver (donde Expediente X se ha rodado desde sus comienzos) a Los Ángeles.

Pero no adelantemos acontecimientos. El pasado domingo se emitió en la cadena Fox la primera parte de un doblete que sirve como apertura de la nueva temporada. El 30% de los hogares de EE UU que estaban conectados a la tele en ese momento estaban viendo Expediente X. Esta impresionante cifra significa que, a pesar de que los argumentos de la serie son cada vez más enrevesados y paranoicos (lejos de la divertida inocencia de sus primeros episodios), la gente sigue enganchada a este fenómeno televisivo. El año pasado, Expediente X ganó tres globos de oro, a la mejor serie y a sus dos protagonistas.

El problema que muchos apuntan es que Expediente X ya no es la entrañable galería de monstruitos, leyendas aztecas y telépatas de los primeros años, sino un culebrón al estilo Oliver Stone sobre conspiraciones gubernamentales demasiado increíbles. A pesar de esto, la herencia de Expediente X en la programación televisiva de EE UU es más que notable. No sólo Carter se ha copiado a sí mismo en Millennium, sino que cadenas de la competencia como la CBS y la NBC se han salido con propuestas similares, como American Gothic y Dark Skies, respectivamente, ninguna de las cuales se ha acercado, sin embargo, al impacto de Expediente X.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de noviembre de 1997