Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apelación deja en uno los dos partidos de sanción a Giovanni

El Comité de Apelación de la Federación de Fútbol acordó ayer estimar parcialmente el recurso del Barça contra la sanción de dos partidos impuesta el martes a su jugador Giovanni por los tres cortes de mangas al público en el partido que su equipo ganó el sábado al Madrid (2-3) en el Santiago Bernabéu. El Comité de Apelación redujo el castigo a un partido al considerar como atenuante que el jugador brasileño no ha sido sancionado con anterioridad.

El Comité de Apelación, por contra, mantiene la multa de 100.000 pesetas que le fue impuesta por Competición.

Por otro lado, la Comisión Nacional contra la Violencia en el deporte instó ayer a la Federación a que abra expediente al presidente y directivo del Real Madrid Lorenzo Sanz y Vicente Calvillo, respectivamente, y al vicepresidente de Barça Joan Gaspart por sus declaraciones tras dicho partido.

El dirigente del club catalán comparó el palco del campo madridista a un local de cabaret de Barcelona, a lo que los dirigentes del Madrid replicaron en un tono similar.

La Comisión hizo pública ayer una nota en la que lamenta las manifestaciones de estos dirigentes, que estima "inapropiadas, fuera de tono y acaso propiciadoras de acciones violentas". Por este motivo insta a los organismos disciplinarios de la Federación para que abra los expedientes necesarios "por si los hechos estuviesen incursos en el articulo 76.1.e de la Ley del Deporte".

Este artículo estima una infracción muy grave Ias declaraciones públicas de directivos, técnicos, árbitros y deportistas o socios que inciten a sus equipos o a los espectadores a la violencia".

El comunicado de la Comisión indica que "respeta el derecho a la libre expresión", pero considera que algunas de las declaraciones fueron "atentatorias contra los derechos más fundamentales de la persona al alentar a la violencia y constituir soportes para otras acciones futuras por parte de las aficiones, por lo que han de estimarse rechazables de todo punto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de noviembre de 1997