Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Encarcelado el presidente del KBL por blanqueo de dinero negro

Un juez de instrucción belga encarceló el sábado al presidente del comité de dirección del Krediet-Bank de Luxemburgo (KBL), DamIen Wigny. El hijo del barón de Wigny fue acusado de fraude fiscal, de blanquear dinero negro y de pertenecer a una asociación de malhechores en calidad de jefe.

El KBL, hermano gemelo del gigante flamenco de las finanzas Krediet-Bank, ha tomado parte activa en la estrategia de internacionalización del grupo Almanij, del que ambos dependen. Recientemente alcanzó notoriedad en España por la adquisición de un paquete del 70% del Urquijo.

El juez imputa al banquero haber ayudado a una peluquera belga, Rita Verstraeten, que heredó en 1991 una fortuna superior a los 8.000 millones de pesetas del magnate tabaquero Roger Grosset, a camuflar fiscalmente el legado, transfiriéndolo a Luxemburgo. Lo que no precisa el auto de prisión es si la presunta "asociación de malhechores" se refiere únicamente a este asunto o a un grupo de financieros luxemburgueses que habría canalizado la fuga de divisas belgas a este paraíso fiscal.

El asunto Verstraeten es sólo una pequeña parte del citado flujo. La policía belga investiga desde 1994 más de 200 operaciones que trasladaron al aran ducado unos 25.000 millones de francos belgas, en torno a 100.000 millones de pesetas.

Tras la detención, la Asociación de Bancos y Banqueros de Luxemburgo hizo público un comunicado en el que expresa su indignación y ve en ella "un nuevo intento de poner en entredicho el prestigio de esté centro financiero internacional y de debilitar la confianza de los clientes en los bancos luxemburgueses".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de noviembre de 1997