La lluvia redujo a un centenar asistentes a la carrera contra el racismo

La lluvia enfrió ayer la primera Carrera contra el Racismo y la Xenofobia. Sólo un centenar de los mil apuntados se dieron ayer cita en la Casa de Campo para participar en la prueba organizada por la Confederación de Asociaciones de Vecinos de España (Cave), Mapoma (Maratón Popular de Madrid) y la Comisión Europea.

Prisciliano Castro, presidente de la Asociación Regional de Vecinos, señaló que la carrera estaba enfocada a los chavales de distintos barrios, pero sus padres no les habían traído al ver cómo estaba el día. La mayor parte de los participantes eran adultos. Entre el pelotón había una mujer de 84 años que caminó durante los cinco kilómetros del recorrido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 02 de noviembre de 1997.

Lo más visto en...

Top 50