Entrevista:

"El electroarte es hoy como tocar la guitarra eléctrica en el Barroco"

Utiliza para hacer arte instrumentos que el común de los mortales usa para cuadrar balances o grabar la primera comunión del niño. El ordenador y el vídeo le han servido para crear obras artísticas que ahora paseará por galerías de Nueva York, aunque con cierta "penita de corazón", porque no se siente profeta en su tierra. A sus 30 años, Maite Cajariville tiene un ex tenso historial de exposiciones y galardones y utiliza muchos sinónimos para definir a lo que se dedica: artista de nuevos medios artista electrónica, alternativa... En definitiva, hace el arte del futuro. Para difundir estas obras y autores, desconocidos para muchos, ha montado un servidor de Internet, Conexión Madrid (http/www/conexión.org), junto con su compañero Jesús Domínguez. Por 1.000 pesetas al mes se puede navegar a través del otro Madrid: exposiciones, música, literatura, charlas por ordenador y todo tipo de cultura del Madrid más futurista.Pregunta. Aunque suene arcaico, ¿arte y tecnología no son algo opuesto?

Respuesta. El arte es búsqueda de expresión y el ordenador es el camino expresivo con el que hoy convivimos cada día.

P. ¿Madrid entiende a los artistas de nuevos medios?

R. El arte electrónico hoy es como si tocaras una guitarra eléctrica en el Barroco. En Madrid, nuestro único escaparate es la feria Art Futura y también tiene problemas de resupuesto. Madrid está casi muerto para el arte electrónico.

P. ¿Y las instituciones públicas?

R. No saben ni a qué nos dedicamos. No nos han olvidado; simplemente nos han ignorado desde el principio. Como esto siga así en España, dentro de 20 años sólo Barcelona tendrá nuevos artistas que mostrar al mundo.

P. ¿Qué piensa su madre cuando le ve, por ejemplo hacer estallar un magnetoscopio en el Museo Reina Sofía?

R. Eso no es tan frívolo como parece. En esa obra concreta hago estallar el vídeo después de proyectar durante siete minutos explosiones de todo tipo. Detrás de ello hay una búsqueda seria de las relaciones humanas y puedo asegurar que los asistentes pasan de la sorpresa al aplauso.

P. ¿El servidor en Internet es para darse a conocer o para no sentirse solos?

R. De todo un poco. Hay otro Madrid que no sale en la televisión o los periódicos. Existe otro tipo de conciertos, arte de gran calidad que no puede difundirse en los grandes medios y sobretodo, gente que quiere comunicarse o intercambiar información a través de su ordenador. Es una forma de democratizar Internet. Nosotros no imponemos contenidos, facilitamos la plataforma para que los creadores muestren sus obras.

P. ¿Entienden los jóvenes el arte electrónico?

R. La gente joven disfruta de la interactividad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 16 de octubre de 1997.