Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

2.000 vecinos de Villaverde cortan la N-IV para exigir mejoras en el barrio

Dos mil vecinos de Villaverde interrumpieron ayer el tráfico de la carretera de Andalucía (N-IV) durante una hora, de ocho a nueve de la noche, para exigir al Gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón que cumpla los compromisos que adquirió en junio para acabar con la marginación, la drogadicción, el chabolismo, la delincuencia y el alto índice de fracaso escolar que padece este distrito obrero.La Comunidad ya se ha comprometido a invertir en Villaverde y Usera 18.000 millones de pesetas en los próximos seis años. La protesta de ayer, según el presidente de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid, Prisciliano Castro, pretendía presionar para que las medidas se apliquen cuanto antes.

La movilización, convocada por todas las asociaciones vecinales de Villaverde menos la de la Ciudad de los Ángeles, comenzó a las siete, cuando buena parte de los comerciantes del distrito cerraron sus puertas y algunos hicieron sonar sus alarmas antirrobo. Cuatro columnas de vecinos salieron desde el barrio de San Fermín (Usera), Villaverde Alto, San Cristóbal de los Ángeles y Villaverde Bajo, para concentrarse en la carretera de Andalucía, donde se produjo el corte de tráfico con el consentimiento de la policía. El alcalde, José María Álvarez del Manzano, opinó que los vecinos "tienen razón". El consejero de Economía, Luis Blázquez, calificó la protesta de "grito dirigido a la sociedad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de octubre de 1997