Un delincuente apunta a un bebé para robar el coche a su madre

Miguel Ángel B. B., de 37 años, un delincuente que ha pasado por la cárcel por matar en 1983 a dos personas en una tienda de muebles, fue detenido el miércoles después de una aparatosa persecución. Miguel Ángel primero disparó en varias ocasiones contra un conductor al que pretendía robar el coche, luego apuntó con una pistola en la cabeza a un bebé de cuatro meses para obligar a la madre a entregarle las llaves de su vehículo, y por último se enfrentó a un agente de la Policía Local.Todo empezó a las 10.30 del pasado miércoles en la calle de Ignacio Ellacuría, informa la Jefatura Superior de Policía. Miguel Ángel encañonó a un hombre de 64 años que se disponía a poner en marcha su coche, un Renault Laguna, y le conminó a que se apeara. La víctima lo hizo, pero previamente accionó el cortacorrientes, lo que irritó a su atracador: "Arráncame el coche, que te mato", le dijo.

El conductor explicó a la policía que decidió hacer frente al atracador al sospechar que su pistola no era auténtica. Entonces, B.B. hizo dos disparos al aire primero y luego otros dos, apuntando ya a su víctima, quien, no obstante, logró sujetar el brazo de su agresor y salvar su vida. Al final, el atracador decidió huir perseguido por el conductor y un vecino de la zona.

Llegó a la carrera a la calle de Cyesa, donde una mujer estaba abriendo su coche. El delincuente apuntó con su revólver a la cabeza del bebé de cuatro meses que la mujer tenía junto a ella en una silla de mano. Le dijo que mataría al niño si no le entregaba las llaves, explica la policía. La mujer quedó paralizada. En ese momento llegaron al lugar dos hombres: un policía municipal libre de servicio y el vecino que había socorrido al conductor anterior. El policía se enfrentó al atracador y le arrebató el revólver: un Amadeo Rossi, calibre 38 especial. Cuatro de los cinco cartuchos estaban percutidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0027, 27 de septiembre de 1997.

Lo más visto en...

Top 50