CICLISMO

La última etapa visita los municipios del sur de la región

Medio Madrid despide mañana a la Vuelta 1997. Los ciclistas pedalearán durante 150 kilómetros por el asfalto de la región. La organización ha cambiado el horario tradicional de la última etapa. Se adelanta en tres horas la salida y la llegada. La carrera, que hasta el año pasado acababa a las cinco de la tarde, finaliza este año alrededor de las dos en el pase o de la Castellana, frente al Santiago Bernabéu. Un millar de agentes escoltarán el desfile de bicicletas, que alterará la circulación durante cinco horas.

La salida neutralizada de la carrera arranca a las 10.30 de la plaza Mayor, lo que provocará la suspensión del tradicional mercadillo filatélico y numismático. El pelotón cruzará la ciudad por Mayor, Puerta del Sol, carrera de San Jerónimo, plaza de Cánovas del Castillo, paseo del Prado, glorieta del Emperador Carlos V, paseo de Santa María de la Cabeza y avenida de la Princesa Juana de Austria y avenida de los Poblados, a la altura de la carretera de Toledo. En este punto se instalará el arco de salida donde se dará el banderazo oficial de partida.Desde allí continuarán hacia Getafe, Leganés, Fuenlabrada, Móstoles y Alcorcón. El pelotón pasará dos veces por estos cinco pueblos de la zona sur.

Los vecinos de Móstoles (196.500 habitantes) tendrán así ración doble de ciclismo, ya que la serpiente multicolor pasará dos veces por el municipio. La primera está prevista a las 11.20, cuando el pelotón recorrerá la carretera de Fuenlabrada para atravesar las calles de Simón Hernández, Antonio Hernández, Juan de Ocaña y después enfilará la avenida de Portugal en dirección a la localidad vecina de Alcorcón, informa . Para los que se pierdan ese primer paso hay una segunda oportunidad a las 12.30. La policía mostoleña mantendrá cortados al tráfico el bulevar Móstoles-Alcorcón y la calle de Simón Hernández, señalando rutas alternativas.

El año pasado, 50.000 personas presenciaron el paso de los ciclisitas por Móstoles. Sin embargo, no es argumento suficiente para los responsables de la VueIta, que han denegado a esta localidad, por tercera vez, un incio o final de etapa. Por ello, el concejal de Deportes, José Luis Vila, de Izquierda Unida, ha pedido que en la próxima edición no se cuente con las calles de Móstoles. "Es una tomadura de pelo teniendo en cuenta que llevamos pidiéndolo desde 1995", señala enojado Vila. Aunque el edil se alegra por Fuenlabrada, que ha conseguido una contrarreloj para 1998, ha acarado que esta localidad ya tuvo otras veces etapas similares, y por tanto, "los organizadores de la Vuelta deberían repartir un poco más el evento".

Metas volantes

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En Fuenlabrada y Alcorcón se disputarán dos metas volantes, en el segundo giro del pelotón, informa Francisco Javier Barroso. Desde Alcorcón, la carrera penetrará en Madrid, hacia las 13.00, por la carretera de Extremadura, cuesta de San Vicente, plaza de España, Gran Vía, Alcalá, plaza de la Cibeles y paseo de Recoletos. En el paseo de la Castellana, donde se disputará el sprint, se darán diez vueltas al circuito de San Isidro comprendido entre la plaza de Castilla y Raimundo Fernández Villaverde. Todas las calles afectadas por la carrera serán cerradas a la circulación media hora antes del paso de la carrera, según informó la Policía Municipal. El intercambiador de la plaza de Castilla estará situado durante la tarde del domingo en las inmediaciones de la Ciudad Deportiva del Real Madrid.

El dispositivo de la Policía Municipal está compuesto por 500 agentes en Madrid y otro medio millar de policías en Fuenlabrada, Móstoles, Getafe, Alcorcón y Leganés. Un centenar de empleados del Samur, 50 de Cruz Roja y dos ambulancias del Insalud se encargan de la coordinación médica.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS