Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Divulgados los tatuajes del cadaver hallado descuartizado para lograr su identificación

La identificación del cadáver descuartizado en Carabanchel puede resolverse con dos tatuajes. Así lo cree la Brigada Provincial de la Policía Judicial, que ayer divulgó los dibujos pintados en la piel de la víctima. El cuerpo, sin cabeza, ni pies, ni manos, fue hallado en el interior de un contenedor de basuras de la calle de Gallur. Tenía 14 cuchilladas en la espalda y dos en el pecho. Se trataba de un varón de raza blanca, moreno, de 1,70 de estatura, de unos 75 kilos de peso y de una edad que podría oscilar entre los 30 y 40 años.En el hombro derecho, el cadáver tenía el tatuaje de un escorpión. El otro grabado de la epidermis, en la región supramamaria, es el símbolo de la Bestia empleado en cultos satánicos y rituales de magia negra. Dentro del círculo aparece un pentágono con varios signos cabalísticos. Debajo, el triple seis, que representa al diablo, según el Apocalipsis.

La policía espera resolver este enigma con la difusión de estas pistas. Aquellos que aporten algún dato pueden llamar al teléfono 532 55 05 de la Brigada de Policía Judicial.

Los agentes y los expertos en esoterismo creen que el móvil del crimen fue un ajuste de cuentas, aunque sospechan que el hombre pertenecía a una secta. "Las mutilaciones como las de ese cadáver no se producen en sectas", dijo ayer Manuel Carballal, experto en cultos satánicos. "En este tipo de rituales es corriente que se sacrifique algún animal y se le saquen los ojos o el corazón, pero no mucho más", agregó.

El Grupo de Sectas de la Brigada de Información de la Policía Nacional cree que en Madrid existen dos sectas satánicas clandestinas y ramificaciones de otros grupos nacionales, según explicó Manuel Carballal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de septiembre de 1997