Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:LUZ DE GAS

"Una perra gorda es la calidad de vida"

Que esta mujer simpática y cariñosa sea un libro de números, de ciencia, de sabiduría, de tantos por ciento, no extraña: es física, doctora en ingeniería de materiales, y en el Open Bank, el primer banco por teléfono y sin sucursales desde 1995, es la sabia.Pregunta. Goya, hoy, ¿sería futbolista o banquero?

Respuesta. Las dos, cosas.

P. El gran cabrón, una de sus 14 pinturas negras, ¿a quién se refería?

R. Al que no sabía tratar a las mujeres.

P. Los bancos me parecen una obra de arte, pero abundan más los que los maldicen...

R. Sí, algunos lo merecen. Otros creen en el hombre.

P. ¿Le diseñan su ropa?

R. No.

P. ¿Es posible el capitalismo sin monopolios?

R. Sería necesaria la diversidad.

P. Luego habría que crear otro Corte Inglés...

R. Desde luego.

P. La va a matar su presidente, Isidoro Álvarez.

R. Es mi amigo, y sabe lo que quiero decir. El entiende el mercado y la competencia.

P. ¿Arriesgaba más Picasso pintando o usted dirigiendo un banco por teléfono?

R. Yo, porque Picasso era un genio y yo soy de a pie.

P. ¿Tiene alguna idea personal sobre el obispo Setién?

R. Prefiero pasar.

P. ¿Aspira a la santidad?

R. De ninguna manera.

P. ¿Fue Diana de Gales un apunte del primer político moderno?

R. Se están destapando los truenos de lo que se siente más que de lo que se piensa. Hemos llegado a la soledad colectiva.

P. Acabó el socialismo, acabó el comunismo y está en vías de desaparición el imperialismo: ¿queda sólo el capitalismo?

R. No, creo que queda la segunda generación de la democracia bien llevada.

P. ¿Necesita a los políticos?

R. Aunque me mate mi padre, que es anarquista, sí, necesito a los verdaderos.

P. ¿Qué es la justicia?

R. El guardián de mis libertades.

P. Cuando aquel san Martín repartió su capa con un pobre, ¿hizo socialismo o se inscribió como precursor del capitalismo?

R. Depende de cómo la repartió.

P.Si debe elegir entre Rubén Darío y un nuevo cliente, ¿Pediría auxilio?

R. Elegiría a Rubén Darío; con él captaría a más de uno.

P. Usted comenzó vendiendo jabón por los barrios: ¿hoy qué hubiese vendido?

R. Lo mismo: siempre hay que tener la ropa limpia.

P. En España se besa por menos de una perra gorda: ¿qué es hoy una perra gorda?

R. La perra gorda es la calidad de vida.

P.¿Hasta dónde llega como ama de casa?

R. Hasta donde llegan las amas de casa.

P. Por ejemplo...

R. Barrer, fregar...

P. ¿Tenía algo de banquera Teresa de Calcuta?

R. Era banquera de las almas solitarias y de los descastados.

P. ¿Sabe lo que va a pensar hoy a las 21.30?

R. ¿Pensar o decir?

P. ¿Qué haría si alguien le pide un millón de pesetas para abrir una cuenta?

R. Le haría unas nueve preguntas antes de decidir.

P. ¿Qué es lo que distingue a un empleado de su banco de un actor?

R. Más que diferencias hay similitudes.

P. ¿Qué retrato robot hace?

R. Es actor de radio, que no se ve; ha de tener imaginación, y su sonrisa, por teléfono, debe sentirla el cliente.

P. ¿Se puede estafar por teléfono?

R. Se puede intentar.

P. ¿Le tocó la lotería?

R. Muy poco, y estoy abonada a un número.

P. A las cinco loterías españolas añada el fútbol de interés general y ese canto del goooooool de los radiofonistas: ¿el todo le recuerda a Pavarotti o a El Greco?

R. A El Greco, por la longitud.

P. ¿Cuántos meses está preñada una cierva?

R. No sé.

P. ¿Qué relaciones tiene con la Biblia?

R. Las mismas que con los cuentos.

P. ¿Para qué le sirve la cuenta de la vieja?

R. Para soñar. Y dígame: ¿por qué me entrevista usted?

P. Porque estoy enamorado de los bancos.

R. Que siga el idilio.

P. Vale. Señora mandamás del Open Bank, ¿le gustaría sorprenderme?

R. Abra una cuenta mañana para escuchar la sonrisa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de septiembre de 1997

Más información

  • Ana María Llopis, consejera delegada del Open Bank