Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Anguita dice que "no pasa nada" si Nueva Izquierda se marcha de IU

En Izquierda Unida huele a tierra quemada entre los principales socios de la coalición, pero para su coordinador general, Julio Anguita, no hay motivos para perder la compostura o preocuparse. El líder de IU afirmó ayer, en unas nuevas declaraciones a la agencia Efe, que no pasará "nada" si el Partido Democrático de la Nueva Izquierda, que dirigen Diego López Garrido y Cristina Almeida, se marcha de la coalición. "En realidad, hace ya varios años, cuatro ( cinco, que dejó Izquierda Unida en espíritu".Estas declaraciones de Anguita contra Nueva Izquierda, hechas sólo un día después de que el coordinador general amenazase con actuar contra el sector mayoritario de IU en Galicia por su pacto con el PSOE, y 48 horas más tarde del ultimátum de Anguita a Iniciativa per Catalunya por sus constantes divergencias con la dirección federal, han sido también inmediatamente replicadas. Así como ni el gallego Anxo Guerreiro ni el catalán Rafael Ribó se callaron y le dieron dura réplica, el portavoz de Nueva Izquierda, Juan Berga, sacó ayer a relucir su indignación ante la lógica cainíta" del coordinador. Berga calificó a Anguita de "irresponsable", le instó a a una reflexión para evitar la descomposición de IU y al conjunto de la organización a reorientar de manera "rápida y urgente su política" para cambiar su actual espíritu "sectario".

Anguita concedió una entrevista a Efe que le ha servido para dosificar sus ataques, por entregas, a las tres importantes formaciones de la coalición con las que mantiene divergencias. Tras los avisos a Iniciativa per Catalunya y a la mayoría de Esquerda Galega -Esquerda Unida, ayer le tocó el turno a Nueva Izquierda, Anguita recalcó que NI hace años que "ya no está con el proyecto de Izquierda Unida", de modo y manera que, si abandona la organización tras el verano, lo único que ocurrirá será que en la V Asamblea Federal, a celebrar en diciembre, "por fin vamos a discutir de política entre nosotros".

El líder de IU entiende que para averiguar si NI se encuentra o no en el área de influencia del PSOE basta con analizar su discurso, y exculpó a los socialistas del posible beneficio electoral que pueden llegar a obtener por su proximidad con el partido de López Gárrido y Almeida.

Respuesta de los atacados

El portavoz de Nueva Izquierda, Juan Berga, lamentó que "en un momento político en que la derecha parece preparar una nueva ofensiva de ocupación del poder, de ajustes económicos y de limitaciones a las libertades, la dirección de IU y especialmente su coordinador general parece más interesado en debilitar a la izquierda e impedir su colaboración que en alentar una confrontación política con el PP". Berga aventuró como necesario, para próximos meses, un diálogo de las izquierdas, pero entiende que Anguita "pretende excluir a IU de este proceso y para ello no le importa recurrir a la ruptura, reducir su afiliación e incrementar los conflictos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de agosto de 1997