Entrevista:

"Falta tiempo para que el mensaje cale"

Cumplidos los 39 años, a Àngel Fernández le avala su experiencia como dueño de Don Piso, una empresa que factura 40.000 millones al año. Ha dado la cara como candidato, aunque hoy puede irse al denegarle la junta electoral las peticiones sobre el proceso electoral.Pregunta. ¿Es consciente de que es el único que dice que le ganará las elecciones a Núñez?

Respuesta. Lo que yo digo es que si el domingo toda la gente que quiere un cambio de presidente va a votar, ganaremos. Si, por el contrario, se vota a Núñez por entender que va a ganar, entonces saldrá reelegido. Mi actitud consiste en intentar transmitir optimismo.

P. Parece faltarle el apoyo de la llamada sociedad civil. Tal situación ha llevado a muchos a la conclusión de que usted es un submarino de Nuñez, lanzado por el ex presidente para dinamitar a la oposición.

Más información

R. Es posible que se llegue a tener esta imagen de acuerdo con el enunciado de la pregunta, pero no es lo correcto. No contamos aún con el apoyo de toda la oposición que es conocida como tal, pero es que ni siquiera hemos podido explicar hasta ahora cuál es nuestra propuesta. Falta tiempo para que el mensaje cale. Vamos a intentar incorporar a gente de peso. Espero, de todas formas, que el socio que no nos reconoce como oposición válida, en el momento que vaya a votar no elija la opción menos operativa, que es el voto en blanco.

P. La premura no exime a un candidato de dar a conocer su programa, su idea de equipo, su concepto del club, su ideario.

R. Nuestro programa es amplio, intenso y rico. Queremos modificar los estatutos en algunos apartados -limitar los mandatos e impedir que un presidente acuda a la reelección si anticipa los comicios-, crear una federación de peñas y también un consejo de socios. Hay que abrir el club y darle contenido. El problema es que la gente cree que un programa consiste en decir con qué entrenador cuentas, qué jugadores vendrán... y eso es hoy muy difícil cuando quien ha convocado las elecciones lo ha hecho teniendo ya al entrenador fichado, al equipo cerrado y con un organigrama de 11 técnicos. Pero estamos trabajando para dar una alternativa.

P. ¿Pensó en dimitir?

R. Sí, dadas las dificultades; pero no podemos estar todos sometidos al síndrome de Estocolmo. Por dignidad, por la gente que me apoya, por las muestras de apoyo que recibo, voy a llegar hasta el final, porque perder 99 a 1 ya será un éxito, el éxito de haber llegado al final sin que hayan podido reducirme.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de julio de 1997.

Lo más visto en...

Top 50