Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Avalancha de críticas por el apoyo del coordinador general a los concejales de Mondragón y Arrigorriaga

Julio Anguita logró ayer unir a los distintos sectores en una avalancha de críticas hacia la postura que él mismo mantiene apoyando a los concejales de Mondragón y Arrigorriaga. Julio Anguita se quedó ayer, prácticamente, solo. Unicamente Espacio Alternativo se alineó claramente al lado del coordinador general de IU. Hasta quienes han estado siempre al lado de Anguita matizaban o trataban de justificar una postura que, en el mejor de los casos, calificaban de "desafortunada".El Pasoc -tan cercano a las tesis del líder de IU en otras cosas- se desmarcó ayer por boca de su presidente, Pablo Castellano, que prefería considerar opiniones "absolutamente indIviduales" las afirmaciones de Anguita. Y el dirigente del Pasoc Franco González aclaraba que "con el terrorismo hay que ser absolutamente intransigente".

Lo que otras políticas no hacen, lo hizo ayer la situación del País Vasco. La unanimidad fue prácticamente total en sectores tradicionalmente enfrentados en IU. Nueva Izquierda coincidía con el Pasoc, pero iba más allá y culpaba a Anguita de haberse echado en manos de los sectores del PCE más afines con HB. Diego López Garrido, secretario general de Nueva Izquierda, manifestó que Anguita actuaba con deslealtad con la coalición.

Pero los sectores del PCE a los que se refería López Garrido se mantuvieron ayer en silencio. Días antes, Francisco Frutos, número dos del PCE, tachaba de sinvergüenzas" a los que criticaban la postura de IU en Mondragón. Sin embargo, y aunque el partido comunista difundió un comunicado criticando con dureza el asesinato de Miguel Ángel Blanco, también es verdad que un mes antes había aprobado una resolución a favor de las relaciones con HB. Relaciones que, por otra parte, siempre han sido fluidas entre la coalición abertzale y los sectores más duros del partido comunista, los conocidos dentro de IU como los zorrocotrocos.

La denominada tercera vía echaba tambien sus cuarto a espadas. El dirigente de esta corriente, Francisco José Mendi, advertía a Anguita que estaba "jugando con fuego", le acusaba de "imprudencia" y hacía constar que la mayoría de IU no compartía los criterios de Anguita. Rafael Ribó, presidente de Iniciativa per Catalunya calificó de "error" la postura de IU. Y Carlos Carnero, responsable de política exterior de la coalición, también se situaba frente a Anguita, ofreciéndo a Abel Matutes, ministro de Exteriores, su colaboración para aislar internacionalmente a HB. Rosa Aguilar trataba ayer de quitar hierro al tema haciendo ver que lo que IU quería era impedir que el asesinato de Miguel Ángel Blanco terminara por servir al Gobierno del PP para profundizar en un estado policial. "El pueblo nos ha pedido que nos. unamos contra el terrorismo y nosotros lucharemos por eso. La gente ha salido a la calle para que no haya ni un paso atrás en las libertades".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de julio de 1997