Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La empresa española cumple uno de sus objetivos antes de afrontar la reorganización interna

Con el pacto de ayer Iberia consigue una de las metas que se impuso en 1994 -el establecimiento de alianzas para la posterior privatización- y empieza un nuevo camino en el que la diricultad mayor es la de constituirse en un verdadero grupo con una mayor integración de sus filiales. Entre sus deberes más próximos está ahora la negociación de los convenios colectivos y la renovación de la flota.La mejora de los resultados de Iberia, que el año pasado logró 2.722 millones de beneficios netos frente a unas pérdidas de 44.920 millones el ejercicio anterior, junto a la expansión que está experimentando el transporte aéreo, convirtieron. ya hace meses a la compañía española en un socio apetecible para las grandes del sector.

British Airways y American Airlines han ganado una partida en la que también quedaron finalistas Air France y la estadounidense Continental. La holandesa KLM, que fue la primera que tuvo casi concluido un principio de acuerdo con Iberia, fue también la primera que se cayó del panel de los vencedores.

Bob Ayling, presidente de British, declaró ayer: "Iberia, que ha superado serios problemas en los últimos años, posee ahora importantes activos, incluyendo un equipo de dirección fuerte y efectivo, una mano de obra cualificada y un importante mercado europeo con un gran potencial".

La única crítica a los acuerdos llegó ayer del sindicato de pilotos, el SEPLA. Su responsable, Bernardo Obrador, dijo a Europa Press que aunque no se saben muchos detalles de la operación, "American y British son dos monstruos que nos pueden engullir y dejar a Iberia como una mera línea regional". Iberia respondió que no tiene "complejo para desarrollar alianzas con cualquier compañía".

Los pilotos han sido los que más protestas han expresado ante el plan director para configurar el grupo de transporte aéreo de aquí a 1999. Se pretende la constitución de una matriz, de la que colgarían las cuatro operadoras aéreas (Iberia, Aviaco, Viva y Binter), la división de aeropuertos (handling), la de material y sistemas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de julio de 1997