Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los pueblos piden, ayuda a Tráfico para que les tramite las multas

La tramitación de multas de tráfico se está convirtiendo en una pesadilla pata las policías locales de los municipios más modestos de la región. La Delegación del Gobierno les ha advertido que, para que las sanciones por las infracciones de tráfico pueda ser tramitadas, es indispensable que incluyan "la identidad de la persona denunciada, indicando su domicilio actual si es distinto a aquel que figura en la documentación". Sin embargo, para unos cuerpos con pocos recursos informáticos y apenas una decena de agentes en plantilla, tanta concreción se hace muy difícil de satisfacer. Así las cosas, la Federación Madrileña de Municipios (FMM) ha solicitado a la Dirección General de Tráfico que facilite las cosas, "posibilitando el acceso informático" a sus archivos.El problema se debatió en la última comisión ejecutiva de la FMM. En la ponencia respectiva se reconoce que, en la actualidad, "son los propios ayuntamientos los que tienen que desplazar en horario de tarde a sus agentes a la central de Tráfico de Madrid" para obtener esa información. Y semejante trámite resulta muy engorroso (a la vez que caro, en función de las horas invertidas) para buena parte de los municipios madrileños, reconocen en la Federación.

Poco personal

Los alcaldes de las localidades que se ven en esta situación aceptarían de muy buena gana que en Tráfico asumieran la tramitación íntegra de las multas. Así venía sucediendo, de hecho, desde 1990, cuando el Gobierno aprobó la llamada Ley de Bases sobre Tráfico, que permitía delegar en instancias superiores en caso de "insuficiencia de los medios municipales".Las tornas cambiaron en noviembre, cuando la Delegación del Gobierno instó. a los ayuntamientos "a la asunción de la competencia sancionadora". Y es que las penurias de la Administración se asemejan en todos sus niveles. Tráfico carece de personal suficiente "para tramitar el gran volumen de denuncias" que proceden de las distintas policías municipales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de julio de 1997