Jueces y fiscales exigen la ley penal prevista para los menores de 18 años

Jueces y fiscales han exigido en los últimos días que el legislador cumpla lo previsto en el Código Penal de 1995 -en vigor desde el 25 de mayo de 1996-, que en su artículo 19 elevó la edad penal a los 18 años. Recuerdan que tal medida está suspendida hasta que se apruebe la ley Penal Juvenil y, mientras tanto, las penas del nuevo Código Penal, previstas para adultos, se siguen aplicando a mayores de 16 años.La mayoría de los jueces de menores expresaron ayer su malestar por la falta de esa futura ley "que regule la responsabilidad de los menores que cometan una infracción penal". Reclaman "la urgente elaboración y publicación de la ley de Justicia Juvenil", cuya ausencia, según dicen, "provoca una grave situación de inseguridad jurídica".

Por su parte, la Unión Progresista de Fiscales (UPF), en el congreso celebrado el fin de semana último, consideró "intolerable que, por una grave falta de previsión legislativa, todavía se sigue aplicando a los jóvenes, entre 16 y 18 años el procedimiento penal de adultos, que les es mucho más gravoso en todos los sentidos". La UPF "reclama la urgente promulgación de una ley de Justicia Juvenil ( ... ), acompañada de las previsiones económicas necesarias para que la misma pueda ser aplicada con carácter igualitario".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 25 de junio de 1997.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50