Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
34º CONGRESO DEL PSOE

Benegas podría encaminar su futuro político hacia Euskadi

Felipe González, Alfonso Guerra y Txiki Benegas abandonan la dirección del PSOE después de haber estado en ella 24 años. Eran los tres supervivientes del histórico congreso de Suresnes de 1974 en la que el socialismo del interior tomó el relevo de la dirección del PSOE en el exilio. Francisco Fernández Marugán, Alejandro Cercas y Ludolfo Paramio son los otros tres miembros de la Comisión Permanente que abandonan la cúpula socialista. Sus futuros quehaceres están todavía por determinar aunque resulta difícil creer que se aparten de la vida pública a la vista de sus comprobadas vocaciones por la política.El ex Secretario de Relaciones Políticas e Institucionales, Txiki Benegas, es diputado por Vizcaya y ahí continuará hasta que termine la legislatura. Las primeras impresiones que se recogieron ayer en el Congreso apuntaban a que estrechará aún más su vinculación con el Partido Socialista de Euskadi del que es presidente. El congreso de la organización vasca se celebrará el próximo mes de octubre y su actual secretario general, Ramón Jáuregui abandonará el puesto para dedicarse plenamente al cargo en el que ayer le puso el 34º congreso del PSOE: Secretario de Política Autonómica.

Benegas se sabía fuera de la dirección desde que el congreso se convocó. No ha habido una mala palabra o un mal gesto en todo este tiempo; sólo una defensa de la valía de Alfonso Guerra. Cuando Almunia se dirigió ayer a él en la clausura recordando los años que han trabajado juntos, la amistad, la tarea compartida, Benegas lloró.

¿Dónde está Marugán?

"¿Dónde está Paco Marugán?", preguntó Felipe González a Benegas ayer cuando iba a empezar el acto de clausura y los ejecutivos salientes empezaban a ocupar la primera fila. Enseguida llegó Marugán. Se sentó junto a su amigo Alfonso Guerra con ostensible aspecto de abatimiento. Aplaudió, no obstante, con ganas todas las intervenciones.Fernández Marugán es diputado por Badajoz y no es previsible que pida el alta en cualquiera de los dos altos cuerpos de la Administración de los que está excedente. Pudiera haber estado en la nueva ejecutiva como vocal pero ya había dicho de antemano a sus próximos que no estaría sin Guerra. Había sugerido que no le pusieran en el brete de tener que decir que no.

El brillante e irónico Ludolfo Paramio abandona la secretaría de Formación y seguramente en las próximas horas recibirá una oferta de la nueva Comisión Ejecutiva. También de inmediato el ex responsable de Relaciones con la Sociedad, Alejandro Cercas, recibirá la oferta de trabajar para el partido en el área de las Fundaciones. Cercas, diputado por Cáceres, mantiene intacta su amistad y su coincidencia política con el núcleo que ahora dirige la ejecutiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de junio de 1997