EL CINE INDEPENDIENTE AMERICANO, HOY EN CANAL +

La increíble verdad

El supuesto auge del cine independiente norteamericano y la mentira que hay detrás de todo ello son investigados por un programa de Canal +,Independientes ¿de qué? que se emite esta noche a partir de las 23.27 horas.El adjetivo independiente fue el adjetivo de moda, el más repetido, en la última ceremonia de los oscars. Los titulares destacaban el triunfo de la independencia sobre los grandes estudios de Hollywood. Pero casi nadie se detuvo a analizar el significado, la vigencia y autenticidad de estas afirmaciones. Sólo Susan Sarandon lo dejó claro: "De todas las cintas nominadas, sólo Secretos y mentiras y Rompiendo las olas se podían considerar filmes independientes". Ni Fargo ni El paciente inglés lo son: los estudios -Universal y Miramax, respectivamente- están a su zaga. El programa Independientes ¿de qué? confirma las palabras de la protagonista de Pena de muerte y refresca la memoria del espectador, devuelve al término su verdadero sentido y reivindica el cine libre al cien por cien.

Realizado por Nacho Sarrais y Tony Partearroyo, Independientes ¿de qué? analiza en 40 ágiles minutos la historia, la moda y el presente del concepto y vislumbra por dónde puede ir en el futuro el cine independiente norteamericano.

Una parcela anárquica del séptimo arte que tuvo en Robert Altman y John Cassavetes sus pioneros. Cineastas libres que aún conservan discípulos. Esta noche sobre los independientes se completa con dos títulos de su última cosecha: Flirt, de Hal Hartley, y Vivir rodando (Living in Oblivion), deTom Dicillo, compañero de correrías de Jarmusch, operador en sus primeras películas y uno de los guardianes del valor independencia en el cine actual.

Independientes ¿de qué? tiene como hilo conductor a John Turturro. El intérprete de Barton Fink servirá de cicerone de honor en este viaje de costa a costa de EEUU que parte de Sundance, epicentro del cine independiente desde 1979. Allí donde se vio por primera vez Sexo, mentiras y cintas de vídeo o Sangre fácil es hoy un escaparate para nuevos realizadores, un trampolín de lanzamiento y la despensa a donde llegan las majors de Hollywood para atiborrarse de nuevas ideas. Edward James Olmos, Sarah Jacobson o Juan José Campanella (El niño que gritó puta) dan sus opiniones sobre el festival creado por Robert Refford.

A continuación, las cámaras del programa se fueron a Los Ángeles, para captar la noche del oscars y sus premios a cierta independencia. El viaje concluye en la cuna del movimiento, Nueva York, donde se buscan sus raíces e incluso se puede descubrir un nombre que dará que hablar: Sal Stabile, quien rodó su primer largo, Gravesend, a los 19 años, con sólo 5.000 dólares. Oliver Stone y Spielberg ya le han echado el lazo. Entrevistado en Coney Island, Stabile esgrime este consejo lúcido: "Si alguien quiere hacer películas, que salga a la calle y las haga. No lo pienses, no estudies cine, limítate a ver películas, ten claro lo que te gusta y no aceptes un no por respuesta, siempre habrá una solución creativa".

Numerosas entrevistas con los protagonistas del debate salpican el programa de esta noche. Intervienen, entre otros, los actores Kevin Spacey y Stanley Tucci (quienes acaban de debutar en la dirección), John Waters, el escritor Barry Gifford, el pionero independiente aún en activo Morris Engel, la musa Lily Taylor, y los realizadores Oliver Stone, Gregg Araki y John Sayles. El espectador, al final, podrá sacar conclusiones: independencia es igual a creatividad, la distribución es su mayor problema y hoy día la independencia es más light, menos radical y más conservadora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 16 de junio de 1997.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50