Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NECROLÓGICAS

Bulat Okudzhava, poeta, narrador y cantante ruso

Con la muerte del poeta, narrador y cantante ruso Bulat Okudzhava, ocurrida el jueves por la noche en París, desaparece uno de los grandes símbolos de la supervivencia de los valores de la cultura liberal en la Unión Soviética durante los años sesenta.Okudzhava, cuyas canciones cargadas de humanismo marcaron toda una época y la generación conocida como los shestidesiatniki, tenía 73 años cuando falleció a consecuencia de una gripe mal curada complicada con una afección cardiaca. Su último deseo fue volver a Moscú, ciudad que está presente en muchas de sus canciones y en uno de cuyos barrios más castizos -el Arbat- se crió.

Okudzhava fue hijo de un funcionario del partido comunista de origen georgiano que murió víctima de la purga estalinista de 1937. En 1942 se marchó voluntario al frente y, tras luchar en la Segunda Guerra Mundial, se licenció en filología y trabajó como profesor de ruso en una escuela de provincias.

A mediados de los cincuenta comenzó a componer versos y a cantarlos acompañándose de una guitarra ante auditorios cada vez más amplios. A principios de los setenta, Okudzhava participó en la confección del almanaque Las páginas de Tarusa, donde publicó el primer relato desmitificador de los héroes de la guerra, traducido al español como ¡Que te vaya bien, estudiantillo! Esta obra fue muy criticada por los ortodoxos del régimen comunista, que la interpretaron como un alegato antimilitarista y antipatriótico.

La lista de personalidades del mundo de la cultura y la política rusa que reaccionaron ayer con consternación ante la muerte de Okudzhava es amplísima, e incluye al jefe del Gobierno, Víktor Chernomirdin, que consideró como deber común de los rusos conservar el recuerdo de un poeta y escritor "que tanto hizo por su patria". El 17 de junio, en Moscú, los restos de Okudzhava serán enterrados en el mismo cementerio donde reposan los de Vladímir Visovski, el otro gran cantaautor de los años sesenta.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de junio de 1997