_
_
_
_
_

Boli destrona a Ronaldo

El jugador del Alcoyano, máximo goleador de todas las divisiones

El máximo goleador de la Liga española ni es brasileño ni tiene ficha millonaria. Juega con el número 9 en el Club Deportivo Alcoyano y sintetiza la antítesis de lo que se entiende por un delantero. Agustín Sánchez, de 27 años, más conocido por el sobrenombre de Boli -es delgado como un bolígrafo-, mide 1,77 metros y pesa 60 kilos. No ha necesitado más para destronar al rey Ronaldo. En lo que va de temporada ha marcado 38 goles para el Alcoyano, cuatro más que el cotizado brasileño.Su entrenador, Pepe Aroca, lo define como un jugador "rápido, muy atento" y que "sobre todo se anticipa. Su ventaja es que, por su tamaño, sus rivales no esperan lo que puede llegar a hacer".

Con todo esto, Boli se ha propuesto acabar la temporada con 40 goles. Aún le quedan cuatro partidos de la liguilla de ascenso a Segunda División B, en la que está compitiendo el Alcoyano estas semanas. Tiene un buen promedio que lo avala; suele anotar al menos un gol por partido. La mayor racha sin marcar fueron dos semanas, y su más abultada goleada la realizó contra el Crevillente, equipo al que marcó cuatro goles. Mientras cumple su meta, ya se ha ganado la mariscada que le prometió el presidente de su club, José Luis Laporta, si llegaba a los 30.

Boli, natural de Campos (Mallorca), inició su afición al fútbol en el Son Gotleu, "un equipo de barrio", como él definió. Llegó al filial del Mallorca y después pasó por 12 equipos diferentes antes de fichar por el Alcoyano. Aroca recuerda, que Boli llegó al equipo con una sola bota. "Durante unos partidos, Montava (otro jugador del Alcoyano) le prestó la pareja. Ahora Montava es el segundo máximo goleador del equipo".

Boli ha sido el jugador más amortizado de la temporada. Y mientras al brasileño le llueven exorbitantes ofertas de trabajo, Boli acaba su contrato el 30 de junio sin más propuesta sobre la mesa que continuar con el equipo de la moral, que esta temporada le fichó por 200.000 pesetas mensuales.

Salvando las distancias, el jugador que ha logrado desbancar a Ronaldo reivindica el valor del jugador de Tercera División. "No tiene nada que envidiar a ninguno de Primera. Hay futbolistas con un nivel muy similar al nuestro que han tenido un golpe de suerte y se encuentran de repente en las divisiones superiores. Si a uno le dan confianza, puede llegar muy lejos". En defensa de los de Tercera alega: "En las categorías más bajas el juego es más duro. Se dan más patadas, y no hay tanto césped para tirarse o fingir una lesión", bromeó.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_