Unidos por la televisión

Ha sido en los temas de comunicación donde el acuerdo ha funcionado mejor. Diputados de IU han confesado haberse sentido convidados de piedra en el debate para decidir el apoyo al Gobierno en la ley del fútbol. Fue Anguita y un grupo reducido de dirigentes los que lo decidieron. Prácticamente partido por la mitad, el grupo terminó votando por disciplina. Pero ayer uno de sus miembros, el valenciano Ricardo Peralta, mostró su convencimiento de que había un acuerdo con el PP y exigió que la dirección de IU lo explicara públicamente.También en el caso Rodriguez las actitudes del Gobierno y el PP y de IU han discurrido por la misma senda. Incluso IU ha ido mucho más allá, urgiendo a Antonio Asensio, presidente de Antena 3 Televisión, a que demostrara que había sido amenazado y acudiera a los tribunales. Asensio acudió al Parlamento con el testimonio de tres personas. más receptoras de las amenazas. IU retó entonces a Miguel Ángel Rodríguez, secretario de Estado para la Comunicación, señalado por Asensio como autor de las amenazas, a que denunciara a Asensio en los tribunales o, si no, dimitiera. Rodríguez tomó nota de la recomendación y anunció que llevaría al empresario ante la Justicia. Pero IU no ha puesto demasiado fuego en esta polémica, a la que el propio Anguita ha restado importancia.

Más información
Moncloa e IU han mantenido contactos para pactar el papel de la coalición si Pujol retira su apoyo

Mientras, se intenta que IU no pise demasiados callos en los casos que el PP tiene abiertos en los tribunales. Dirigentes del PP se han dirigido a IU pidiendo árnica y solicitando que, al menos, no se apunte demasiado arriba.

En esta estrategia hay que entender el rechazo a cualquier acuerdo con los socialistas, como en el caso de Galicia, y el afán de Anguita por controlar Cataluña, donde Rafael Ribó, presidente de Iniciativa per Catalunya, está propiciando justamente lo contrario de lo que IU defiende a nivel nacional. Ribó propugna una experiencia parecida al olivo italiano, uniendo las fuerzas de socialistas, comunistas y progresistas. Anguita está convencido de que IU sólo puede crecer sobre las ruinas del PSOE, con lo que antes habría que destruir la organización socialista.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS